Página principal | Blogs | Luis Royo | La insuficiente ampliación de la 'factura sombra'

La insuficiente ampliación de la 'factura sombra'

por
Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font

La Junta de Andalucía ha aprobado extender la 'factura sombra', ya ofrecida en la sanidad, a otros tres servicios: la justicia, la educación y los servicios sociales. Esta iniciativa consiste en entregar a los ciudadanos un documento informándoles de cuánto cuesta a la Administración la prestación que están utilizando. La Administración, puntualizo por si en los tickets no se incluye, se financia gracias a las aportaciones de los ciudadanos, lo que se conoce como impuestos. 

Hecha la anotación y volviendo a la noticia, el gobierno andaluz va a ofrecer una 'factura sombra' a los universitarios que estudian en centros públicos con el precio real de su matrícula. Incluso, entregará un papelito a todo aquél que se deje caer por un museo gratuito para que conozca al detalle el valor real de su entrada. O, lo que es lo mismo, el que ya han pagado él y otros compatriotas a través de los inevitables tributos. 

No deja de ser curioso que dichos recibos sean dispensados en servicios básicos como la sanidad, la educación, la justicia, los servicios sociales... y no en los de dudosa necesidad. Por ello, y para que la sombra de las susodichas facturas no sea demasiado corta, propongo que la Junta de Andalucía y otras administraciones partidarias de esta iniciativa, extiendan estos documentos a los ciudadanos en otros ámbitos de lo público. 

Propongo que cuando visitemos uno de los aeropuertos localizados en ciudades pequeñas y con escaso volumen de vuelos, alguien nos obsequie con una bonita factura que incluya el precio real de esa 'necesaria' inversión para la 'vertebración del territorio'. Propongo que las administraciones hagan lo propio cuando nos apeemos de un AVE en una estación utilizada por una lista de viajeros diarios, fácilmente reproducible en una cuartilla. Propongo que cada vez que asistamos como público a un acto organizado por el Estado o financiado por éste, se nos entregue una tarjeta con el coste del festín protocolario. Propongo que, ya que estamos en crisis, si un político comparece en una televisión pública y éste cobra cuatro sueldos, un 'gráfico sombra' muestre en nuestra pantalla los dígitos de su nómina y de sus dietas. 

Etiquetado como:

No hay tags para este articulo

Valora este articulo

5.00