Página principal | Blogs | Salvador Asensio | La semana de nuestra vida

La semana de nuestra vida

por
Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font
Foto: Diarioaragones.com Foto: Diarioaragones.com

El zaragocismo se dispone a vivirla a tope, se colgará el cartel de no hay billetes. Contra pronóstico estamos donde ni tan siquiera soñábamos el pasado verano. Tras lo conseguido el pasado domingo en Montilivi ha crecido el ánimo del seguidor, se vuelve a las horas gloriosas de un equipo que destrozó un individuo con el consentimiento de quienes lo pusieron en sus zafias manos, pero que nunca perdió el corazón del león. El corazón de un seguidor fiel al que las circunstancias dejaron bajo mínimos.

En Gerona hubo un señor árbitro, un hombre sin complejos que pitó lo que aconteció y vio. Que no permitió las entradas fuera de lugar y tono, que hizo un arbitraje ejemplar, sin perjudicar a ninguno de los equipos, honesto y justo. Me apuntaría para estos dos importantes y decisivos partidos a colegiados como el mencionado, que ni den ni quiten. Ojalá pueda escribir lo mismo al concluir esta eliminatoria definitiva, al margen del resultado. Dámaso Arcediano Monescillo, gracias por su arbitraje, el mejor que he visto en la presente temporada. Y conste que mi comentario hubiera sido el mismo aunque el Real Zaragoza no hubiera pasado la eliminatoria.

Llegamos con las fuerzas justas, pero con la moral recrecida, con la cabeza a tope, con las ideas claras. La euforia hay que aparcarla, es el momento de la verdad. No voy a dar consejos, para eso esta el mister, que galvanizó a sus jugadores ante el partido de vuelta en Gerona y que seguro que lo hace ante el que disputaremos en casa ante los canarios.

Insistir en la necesidad de mantener el portal a cero es obvio. Repetir una hazaña como la lograda es complicado por no decir imposible. Recuerdo que al equipo que entrena Herrera le sirvió el empate a uno conseguido en Zorrilla, ya que en casa no logró marcar. 

El escenario será el de los grandes acontecimientos y pase lo que pase podemos decir que el zaragocismo ha vuelto a su ser. Ya hemos conseguido el primer objetivo, volver a ser los que fuimos.

Etiquetado como:

No hay tags para este articulo

Valora este articulo

5.00