Página principal | Deportes | Café con Goles | Desviando la atención

Desviando la atención

por
Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font
FOTO J. FERNANDEZ FOTO J. FERNANDEZ

Los propietarios del Real Zaragoza no son cuatro mindundis que han llegado a la cúspide social colocando tres ladrillos y logrando concesiones de obra baratas. Ni mucho menos. Los dueños de la SAD son grandísimos empresarios que han demostrado, en múltiples retos, que son capaces de sobresalir en ese proceloso mundillo.

Dicho esto, nunca me harán compartir la especie de que la permanencia en segunda haya sido un escenario inesperado para ellos. ¡Para nada! Sería un insulto a su inteligencia y capacidad.

El consejo del club aragonés tenía perfectamente trazado el peor escenario posible desde hace muchos meses. Eso es lo que creo y lo hago a pies juntillas.

El escenario en el que nos vamos a mover en las siguientes semanas obedece a una estrategía lógica e, incluso, plausible. La propiedad del club, por si solos, no pueden sacar al club adelante. Dicho en plata: que ellos no van a poner ni una perrica más. Los 14 kilos han sido suficientes. La ampliación de capital sin nuevos empresarios que se sumen al carro no es viable.

Demandan la ayuda de otros actores: del Gobierno de Aragón, que debería estirarse... del Ayuntamiento de Zaragoza que debería desbloquear la reconstrucción de La Romareda... de las instituciones de ahorro con las que hay vínculos en base a préstamo... de la Agencia Tributaria, tan insolidaria ella...

Además, están los abonados del club a los que se les va a pedir otro esfuerzo suplementario. Eso si, de buscar culpables en la planta noble de Eduardo Ibarra, nada de nada. Esos se irán de rositas. Y los hay. Yo lo se... ustedes lo saben...

Este artículo se cuelga en la red a las 16:53. A ver en cuanto me equivoco y si, en esencia, este no va a ser el discurso...

 

Etiquetado como:

No hay tags para este articulo

Valora este articulo

2.00