Página principal | Especiales | Aragón solidario | El Ayuntamiento adelanta una subvención a los campamentos de refugiados saharauis

El Ayuntamiento adelanta una subvención a los campamentos de refugiados saharauis

Delegación saharaui en Zaragoza Delegación saharaui en Zaragoza

El Ayuntamiento de Zaragoza ha acordado, por unanimidad, adelantar el pago de una subvención para los campamentos de refugiados saharuis situado en Tindouf. Una medida de urgencia ante la grave situación que se vive en esa zona desde el 17 de octubre, cuando unas lluvias torrenciales provocaron inundaciones que dejaron sin vivienda a 14.000 familias. La ayuda, que asciende a 42.500 euros, irá destinada al envío de alimentos. 

Con estos 42.500 euros, la Asociación Um-Draiga podrá atender a 8.000 personas, aportando latas de atún y sardinas que recibirán, sobre todo, los sectores más vulnerables de la población. Una decisión que se ha tomado en la reunión de la Comisión de Información sobre el Sahara Occidental, de la que forman parte todos los grupos municipales, además del Observatorio Aragonés de Derechos Humanos en el Sahara Occidental y de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui e Aragón Um-Draiga. 

Esta ha sido la primera reunión de la legislatura, encabezada por la vicealcaldesa y consejera municipal de Derechos Sociales, Luisa Broto. Está previsto un segundo encuentro durante la segunda semana de diciembre.

El secretario de Um-Draiga, Jesús Maestro, ha explicado que las inundaciones han afectado a los cinco campamentos, que albergan a más de 2.500 familias cada uno. La campaña de recogida de alimentos finaliza el próximo 20 de noviembre. Su sede está situada en la calle Fraga, 1, en el zaragozano barrio de La Almozara.

El envío de alimentos se realizará a finales de noviembre y tarda en torno a un mes y medio en llegar. Por ello, desde Um-Draiga han puesto en marcha una campaña para recoger fondos que gestionará directamente la Media Luna Roja. Los interesados pueden hacer sus donaciones al número de cuenta de Ibercaja ES58-2085-0103-91-0332411988.

GRAVES INUNDACIONES

El 17 de octubre comenzó a llover de manera incesante en los campamentos de refugiados saharauis junto con fuertes rachas de viento. Al no cesar la lluvia durante los días siguientes, se produjeron inundaciones. La inestabilidad del suelo, de arena, y la precariedad de las edificaciones, especialmente de las viviendas familiares – tiendas (jaimas) o construcciones de adobe – han causado el derrumbe de numerosas casas y daños estructurales en muchas otras, que amenazan con caerse. 

Muchos otros edificios públicos han resultado igualmente afectados, entre ellos centros de atención sanitaria y almacenes de alimentos, con la imposibilidad de atender las necesidades de la población. Por otro lado, el suministro eléctrico ha quedado interrumpido. Así mismo, el transporte se hace muy difícil o ha quedado totalmente interrumpido en algunas partes, debido al lodo formado en las calles que impide la circulación de los vehículos. 

Además de la imposibilidad de acceso a servicios básicos, con el derrumbe de su vivienda muchas familias han perdido los alimentos y demás productos de primera necesidad que tenían almacenados. Esta pérdida viene agravando la escasez alimentaria que ya estaban sufriendo estos últimos meses. Asimismo, hay un alto riesgo de que en breve plazo se produzcan enfermedades por las deficientes condiciones higiénicas.

Etiquetado como:

No hay tags para este articulo

Valora este articulo

0