DIARIO ARAGONESEspecialesCanal viajesEl guía oficial se pasa al free tour

El guía oficial se pasa al free tour

Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font
mapa

Viajar y conocer otros territorios es uno de los mejores planes para desconectar de la rutina y poder disfrutar de otras experiencias. Esto es lo que consigue GuruWalk, plataforma de guías oficiales. Muchos son los destinos a los que se puede acudir, tales como París, Nueva York, Madrid, Berlín o Milan. Todas estas ciudades cuentan con una historia pasada y presente muy interesante y se podrá disfrutar de rincones que presenciaron la grabación de películas o demás hitos históricos. En este artículo nos centraremos en explicar cómo el “free tour” se transforma y cambia el concepto de guía oficial convencional.

¿En qué consisten los “free tour”?

Siguiendo la línea de lo citado anteriormente, muchos lugares pueden hacernos disfrutar de gastronomías excelentes y de paseos que se convierten en una fuente de oxígeno y liberación para el cuerpo. Tal y como sabrás, desde siempre existe la opción de acudir a un autobús turístico o a un “City Tour” para visualizar todo lo que pretendamos en cada visita o viaje. Esto es lo que hacía un turista normalmente para no perderse ningún detalle y que suponía un desembolso económico bastante importante. Pues bien, la sociedad avanza y con ella lo hacen también las formas de actuar ante situaciones importantes.

Prueba de ello es la alternativa que encontramos ante métodos clásicos y que recibe el nombre de “free tour”. Es una opción más económica para los bolsillos de los turistas que el proceso anterior pero no por ello significa que los servicios sean menos profesionales. Eso sí, las polémicas están servidas respecto a este asunto y le dedicaremos su correspondiente apartado posterior. Las dudas para los turistas o los que simplemente quieran disfrutar de una vista guiada suelen ser variadas y todas ellas hacen referencia a conocer exactamente en qué consisten, qué ofrecen, si son realmente gratis o debemos realizar algún tipo de acuerdo, dónde se puede solicitar un experto en estos servicios y quiénes son los profesionales que se dedican a ello.

Pues bien, estos servicios se encargan de dotar a los turistas de recorridos turísticos en las principales localidades de las ciudades, sin previo pago. Esto no significa que no haya que pagar nada, sino que el turista ofrece una propina al profesional por los servicios ofrecidos, en función de la calidad y el trato recibido. No es algo extraño puesto que ya son muchas empresas las que ofrecen por medio de la web numerosas visitas guiadas. Para que se realicen de manera correcta, ambas parten deben acordar la fecha y la hora para todo quede bajo control y el recorrido quede determinado de antemano. Lo habitual es que se lleven a cabo en grupo de varias personas que se encuentran alojados en una determinada ciudad.

Otros datos de interés

Las opciones para este tipo de recorridos guiados son variados y pueden elegirse según los intereses de los clientes. Esto es así porque hay visitas que dividen los eventos según las temáticas, pudiendo elegir entre los históricos, los nocturnos o los que aportan datos sobre leyendas. Hay un gran interés por saber cuál es la diferente entre las visitas convencionales y estas nuevas. Pues bien, la gran diferencia se encuentra en el precio y es que en este método la cantidad obtenida la determina el cliente en cuanto termina la sesión guiada.

No hay ningún contrato previo ni acuerdo que obligue al cliente a pagar una tarifa fija por horas, sino que cuando finaliza el recorrido deseado será el visitante el que juzgue mediante su propio criterio, cuál es la cantidad económica que debe percibir el profesional, tal y como si se tratase de una propina. Por lo tanto, el trato recibido y el atractivo de la ruta son determinantes para que el profesional saque la rentabilidad de este negocio. Otro aspecto interesante tiene relación con el precio. Siempre está la posibilidad o el miedo de que los viajeros no quieran pagar nada, pero sí algo queda claro es que es poco probable de que eso ocurra puesto que existe una especie de “regla” que determina que todas y cada una de las personas del grupo suelen desembolsar una media de diez euros.

La polémica que está muy presente tiene relación con la regulación de la actividad. Ocurre porque diferentes asociaciones consideran que algunos de los que se dedican a la actividad no están titulados y que no existe ningún proceso que compruebe la titulación oficial de los mismos, algo que sí sucede con los guías turistas convencionales. También existe cierta preocupación por la declaración de los impuestos por el ejercicio de la correspondiente actividad.

Nos gustaría finalizar este artículo con la reflexión de que los “free tour” son una opción más que válida para aquellos que quieran ganarse la vida con sus conocimientos o experiencia turística. A pesar de todas las polémicas creadas, este método ha venido para quedarse y ya está totalmente asentado en la industria turística.

Más noticias

Compartir en:

Y ADEMAS ...