DIARIO ARAGONESEspecialesCanal viajesLa Diputación de Zaragoza apuesta por el turismo con el torreón de Navardún

La Diputación de Zaragoza apuesta por el turismo con el torreón de Navardún

Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font
navardun-escalera

El torreón medieval de Navardún es una apuesta de la Diputación de Zaragoza para fomentar el turismo del Prepirineo Aragonés. Esta fortaleza del siglo XIV está abierta a las visitas los fines de semanas.

La Diputación de Zaragoza adquirió la torre de Narvadún en 1981. Esta torre de estilo gótico del siglo XIV fue restaurada en 2011 por una inversión de 1,5 millones de euros, tras sufrir numerosas amenazas de caída. Entre las razones de la reconstrucción, dar vida a un espacio en desuso y fomentar el turismo de una zona castigada por la despoblación.

El objetivo es dinamizar el turismo de la zona

El diputado delegado de Turismo de la Diputación de Zaragoza, Bizén Fuster asegura que el objetivo de la instauración de esta oficina de turismo es dinamizar e incrementar el turismo de esta zona, tan rica de patrimonio cultural. Además de atraer posibles emprendedores que revitalicen el Prepirineo Aragonés. Territorio con grandes posibilidades de explotación.

navardun_944591923
Navardún

Esta fortaleza, de planta cuadrangular y de 26 metros de altura, presidía un conjunto fortificado del que hoy solo quedan algunas señales. Este espacio oferta a todos los visitantes disfrutar del encanto de esta fortaleza gótica los fines de semanas, de 11.00 a 14.00 y de 16.00 a 18.00. Las obras de restauración, realizadas por fases, finalizaron en 2011. Pero hasta la actualidad no se ha abierto de forma continua para el turismo.

La antigüedad del lugar va escrita a su nombre “Navardunum” ya que el sufijo celta “dunum” significa castillo o fortaleza. El interior de la torre está dividido en cuatro plantas con suelos de madera, manteniendo la distribución de la época, pero, con unas nuevas y cómodas escaleras. Se puede apreciar dos espacios divididos por un gran muro de piedra. Uno de estos espacios sirvió de residencia, mientras que el otro, más pequeño, tuvo un uso de carácter militar. A este último solo se puede acceder desde el exterior, a diferencia de la zona residencial que tiene la puerta hacia el recinto defensivo además de estar situada más elevada.

La cuarta planta destaca por ser la única con carácter señorial. Le aporta esta diferenciación la elevación de sus techos junto a los dos arcos de piedra y toda ella cubierta de madera. Desde esta altura se accede a la terraza almenada. Desde ella se puede contemplar una amplia panorámica del río, la Sierra de peña, el valle del Aragón y la fronteriza Navarra. A este extraordinario paisaje se suman los pueblos vecinos de Gordués y Urriés, la Sierra de Leyre, los montes de Santo Domindo, Luesia y Uncastillo.

Además de todo esto, se ha hecho un gran esfuerzo por mantener el aljibe de la época. Pero si hay algo que provoca nostalgia a los mayores de Navadún son los pasajes subterráneos que en su día sirvieron de vía de escape y años después para, los que entonces aún niños, corrieran infantiles y traviesos.

navardun-turistas
Un grupo de turistas visita el Torreón de Navardún.

En las visitas guiadas se muestra con calma todas las estancias y el estilo de vida de la época. Incluso, el centro de interpretación instalado en el torreón nos traslada a través de recreaciones a la Edad Media. Poniendo en valor la historia de Navardún protagonista de las relaciones entre los reinos de Aragón y Navarra. En estas interpretaciones se muestran la vida cotidiana de aquel momento histórico, como los grandes acontecimientos de la época.

navardun-turistas-2

El año pasado pasaron por la oficina de turismo 2.500 personas. En ella pudieron encontrar información sobre el torreón y la comarca. Este año se espera incrementar el número de visitantes a esta rica zona.

Compartir en:

Y ADEMAS ...