Página principal | Especiales | Canal Joven | La presión y ansiedad en los estudiantes

JÓVENES

La presión y ansiedad en los estudiantes

por
Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font
La presión y ansiedad en los estudiantes

Varias personas me han pedido que hable sobre algo a lo que muchos están acostumbrados pero pocas veces se le da la importancia que es necesaria, y sobre todo, el cuidado que necesita. Vamos de hablar de la presión que sufren los estudiantes, y de la ansiedad o depresión que muchas veces conlleva ese estado si es continuado.

Antes de escribir este artículo he estado leyendo distintos estudios, otros artículos, e incluso he hecho una encuesta en mis redes sociales y los resultados han sido bastante alarmantes.

En Instagram un 60% de personas contestaron que SÍ habían sufrido en algún punto de su vida ansiedad debido a presión en los estudios fuese propia, familiar o de algún otro tipo.

En Twitter pude especificar un poco más, en la encuesta puse tres opciones a la misma pregunta: a) Sí, he sufrido ansiedad y he tenido ataques de pánico/ansiedad; b) Sí, pero sin ataques de ansiedad; c) No, no he tenido ansiedad, he puesto límite antes. Para mi sorpresa, alrededor de 1000 usuarios contestaron esta encuesta. Los resultados fueron que el 95% de las personas han tenido ansiedad debido a presión estudiantil (58% con ataques de ansiedad, 37% sin ataques) y tan sólo un 5% contestaron que pusieron unos límites para que no sucediese.

Estos resultados junto a una gran cantidad de estudios realizados que demuestran unas conclusiones muy negativas, me hacen cuestionarme muchas cosas, principalmente, ¿por qué sucede? ¿Debería haber más educación sobre cuestiones personales y manejo de emociones? ¿Acaso esto sucede por querer salir mejor preparado debido al paro juvenil que hay?

Sean cuales sean las respuestas, algo hay que hacer frente a esta realidad que va pasando generación tras generación y no cambia ni el sistema educativo, ni el tabú. Las generaciones futuras se desesperan, muchos no solo en época de exámenes, y estamos quitándole hierro diciendo que “todos hemos pasado por eso”, que simplemente estén tranquilos, que somos jóvenes y no tenemos preocupaciones. Y es que sigue habiendo adultos que piensan que por tener 15, 20 o 23 años no tenemos preocupaciones por ser unos “críos”; tal vez nuestras preocupaciones no sean de cómo pagar una multa, pero no significa que no sean importantes.

Muchos son demasiado autoexigentes sólo porque piensan que no son suficientes sus resultados o porque quieren que sus padres estén orgullosos, otros no saben que estudiar todavía y están presionados por elegir qué carrera estudiar con 17 años, problemas en la familia, problemas de salud, peleas con amigos o sentirse solos, frustrarse por no llegar al aprobado aún estudiando días antes del examen… Pero los adultos que tienen estas enfermedades muchas veces las arrastran desde su adolescencia o niñez, por no haberles hecho el suficiente caso.

 

Puede haber gente que piense que hay buena educación (a nivel de las asignaturas estudiadas) y habrá gente que piense lo contrario, pero lo que es una realidad es que si esto sucede es por algo que hay que cambiar. Y realmente pienso que si nos enseñasen a conocernos más y saber nuestros límites y emociones se reduciría mucho los números del principio, no sólo de ansiedad escolar/universitaria, sino en general.

Si tanta gente lo ha sufrido, ¿por qué no llega el cambio?

 

 

Etiquetado como:

No hay tags para este articulo

Valora este articulo

5.00