Página principal | Especiales | Canal cultura | Dos décadas de apoyo al cine más joven

Dos décadas de apoyo al cine más joven

El festival se consolida como referente en el escenario nacional El festival se consolida como referente en el escenario nacional

El Festival de Cine de Zaragoza ha cumplido este año su 20º aniversario. A lo largo de estas dos décadas, el certamen ha mostrado su apoyo por el cine más joven, apostando y reconociendo el trabajo cinematográfico de la juventud aragonesa y española

Han pasado 20 años desde que un grupo de jóvenes zaragozanos del barrio de Torrero aficionados al cine tuvieran la “loca idea” de poner en marcha un certamen cinéfilo para la ciudad. Un reto que fue apoyado por el Servicio de Juventud del Ayuntamiento de Zaragoza que les abrió sus puertas para, en el año 1996, poner en marcha la primera edición del Festival de Cine de Zaragoza (en aquellos años Festival Nacional de Cine de Jóvenes Realizadores Ciudad de Zaragoza).

Antes de dar este paso, este grupo de jóvenes, pertenecientes a la Asociación Cultural “El Gallinero”, llevaron a cabo una serie de proyecciones en el antiguo Cine Venecia de Zaragoza, además de realizar varios cortometrajes, documentales y algún que otro evento, siempre relacionado con el mundo del cine. En 1995, organizaron una gran fiesta nocturna dedicada al cine fantástico y de terror que se denominó “Pánico en el Matadero”. El éxito de estas actividades fue lo que les llevó a dar el paso para que la capital aragonesa tuviera su propio certamen de cine.

El festival nació con el objetivo de promocionar la producción cultural de los jóvenes en el ámbito cinematográfico, facilitar fórmulas y espacios de difusión de las producciones cinematográficas realizadas por estos jóvenes y acercar al público estos trabajos.

Uno de estos “locos” fue José Luis Anchelergues, director del Festival de Cine de Zaragoza (FCZ) desde su primera edición. Su pasión por el cine viene desde que era apenas un niño. A los quince años fundó su propio cineclub y poco tiempo después crearía la asociación “El Gallinero” que se reconvertiría en la asociación del FCZ, organizadora del festival.

EVOLUCIÓN

A lo largo de estas dos décadas, el festival ha ido evolucionando hasta convertirse en todo un referente en la capital aragonesa y una de las citas señaladas en el calendario nacional.

En ese tiempo, el festival ha ido aumentando sus sedes por toda la ciudad, acercándose a los barrios y estando presentes en diferentes espacios y para diferentes públicos, pues con el paso del tiempo se han ido incluyendo en el festival otros géneros como los documentales, el cine infantil o los cortos de animación.

Además, con el paso del tiempo se han ampliado las actividades paralelas como conciertos, exposiciones o mesas redondas. También se ha llevado el cine a las aulas y se ha hecho hincapié en la educación audiovisual a los más pequeños

Un festival que además es coetáneo de otros dos certámenes cinéfilos de la comunidad como son el de Fuentes de Ebro y La Almunia, a los que se ha rendido homenaje en la 20ª edición de este año, cambiando el tradicional espacio de “festival invitado” al de “festivales hermanados”. 

También, desde la asociación del FCZ viene realizando en las últimas ediciones diferentes actividades a lo largo de todo el año que sirven como preámbulo a la gran cita cinéfila de la capital aragonesa.

Además de los galardones que cada año se entregan, también se sacó a concurso el cartel del festival para hacer más partícipe a la sociedad, no sólo aragonesa, sino también del resto de España, ya que actualmente llegan propuestas desde todos los rincones del país.

La evolución del festival también se ha notado tanto en el número de trabajos presentados a concurso como el número de asistentes. En las primeras ediciones, el Festival de Cine de Zaragoza recibía en torno a 200 trabajos audiovisuales frente a los entre 700 y 800 que se han recibido en las últimas ediciones. Además, los primeros festivales contaban con unos 2.000 espectadores; la última edición recibió a más de 12.000.

Por el festival han pasado además numerosos rostros conocidos del mundo del cine, tanto actores como directores, que han recibido el premio homenaje que entrega el festival o el de jóvenes talentos. Así, han sido reconocidos, entre otros, Álex de la Iglesia, Antonio Resines, Aitana Sánchez Gijón, Elsa Pataki, José Luis Garci, Paula Echevarría, Miguel Ángel Muñoz, Mario Casas, Fernando Trueba, Javier Fesser o José Coronado.

20ª EDICIÓN

En la edición de este 2015 se han presentado un total de 716 obras audiovisuales, de las que se han seleccionado 208, 34 de ellas fuera de concurso, que han sido proyectadas a lo largo de estas dos últimas semanas. Dentro de los 174 trabajos en competición, 46 son aragoneses.

Además, desde el año pasado, los galardones que otorga el festival se han rebautizado como Premios Augusto, que cuentan con un total de 14 categorías, entre los que destacan cinco reconocimientos a cortometrajes, dos a videoclips, otros tantos a documental o uno a largometraje ópera prima. La estatuilla que se entrega es un busto de César Augusto.

Los intérpretes Federico Luppi y Mercedes Sampietro, el también director Daniel Guzmán, el maquillador Pedro Rodríguez y el director artístico Julio Luzán son reconocidos en esta edición con los premios Augusto.

Los reconocimientos se extienden a la Biblioteca Nacional, la Universidad San Jorge y CPA Salduie, así como a la película "Ocho apellidos vascos", galardonada con el premio Cine Palafox, al ser el título español de mayor éxito en salas el pasado año.

Este año, el Festival ha llegado a nueve centros cívicos de la capital aragonesa donde se han realizado proyecciones del festival, con el objetivo de llegar a todos los barrios de la ciudad.

Desde el FCZ señalan que este certamen ha generado para la ciudad “formación y apoyo a nuevos cineastas, una colaboración muy importante con la industria, un argumento para la venta exterior en Aragón y cultura para todos”.

Etiquetado como:

No hay tags para este articulo

Valora este articulo

0