Página principal | Especiales | Canal salud | El ayuno y la restricción calórica colaboran en la cura del cáncer

El ayuno y la restricción calórica colaboran en la cura del cáncer

El ayuno y la restricción calórica colaboran en la cura del cáncer

El ayuno terapéutico y la restricción calórica, si se usan como tratamiento complementario en casos de cáncer, infertilidad y osteoartritis, entre otras enfermedades, pueden ayudar a su cura. Así lo revelan algunas investigaciones sobre las que se debatirá en la Facultad de Medicina de la Universidad de Zaragoza que acoge, el 18 y 19 de mayo, un Congreso de Ayuno Terapéutico.

Al mismo acudirán expertos médicos de ámbito europeo sobre los diferentes temas a tratar como la doctora Wilhelmi de Toledo (directora de la Clínica Buchinger en Odensee, Alemania) o el doctor Schmidt (autor de estudios que relacionan el ayuno y la osteoartritis con éxito).

Desde la organización del encuentro han explicado que los hábitos alimentarios actuales incluyen algunos alimentos “muy ricos en energía pero carentes de otros muchos nutrientes imprescindibles para la salud. La comida basura, las frituras, los refrescos artificiales y las bebidas alcohólicas son ejemplos de alimentos con calorías vacías”. Su principal aportación, han continuado, va a ser energética y por tanto pueden saciar el apetito sin haber aportado otros componentes igual de necesarios para el mantenimiento de un organismo sano. 

Además, han recordado que las dietas hipercalóricas pueden llevar a una malnutrición por exceso y, como ejemplo, han citado a las personas que padecen obesidad. Investigadores de la Columbia University de Nueva York trabajaron con grupos de ratas de laboratorio controlando su alimentación y obteniendo resultados claros. 

“Las ratas con restricción calórica del 10% durante toda su vida eran las más longevas, mientras que las obesas tenían una vida considerablemente más corta. En un rango intermedio de duración de vida se encontraron las ratas con peso normal y las ratas que eran obesas y se les hizo perder peso”, han explicado desde la organización del encuentro.

La cantidad de calorías que se ingiere en el día a día no sólo es determinante para prolongar la esperanza de vida en personas sanas. “Los periodos cortos de ayuno retrasan el crecimiento de los tumores y sensibilizan a las células cancerígenas en ratas ante los tratamientos con quimioterapia según estudios publicados en marzo de 2012 llevados a cabo por la Universidad del Sur California”, han confirmado. 

Además, los resultados de las investigaciones indican que los ciclos de ayuno, además de incrementar la efectividad de la quimioterapia, protegen de algunos de los efectos secundarios de un tratamiento tan agresivo para el organismo. Los estudios han sido realizados en ratas y el descubrimiento es potencialmente útil para humanos.

Otros estudios indican un descenso en la aparición de cáncer en animales de laboratorio a los que se les restringía un 10 y un 20% de calorías de la dieta desde que cumplían un año de vida. “Son resultados alentadores que suponen un paso más hacia la comprensión de los mecanismos de aparición y proliferación del cáncer”, han subrayado los expertos. Se trata de la primera etapa de investigación y se precisan más estudios para comprender mejor los mecanismos que subyacen para aplicarlo de forma efectiva.

Etiquetado como:

No hay tags para este articulo

Valora este articulo

0