Página principal | Especiales | Canal salud | Las dietas hiperproteicas saludables son más eficaces para adelgazar

Las dietas hiperproteicas saludables son más eficaces para adelgazar

Las dietas hiperproteicas saludables son más eficaces para adelgazar

Investigadores de la Unidad Clínica e Investigación en Lípidos y Arteriosclerosis del Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza confirman que las dietas altas en proteínas son más eficaces para adelgazar, frente a otras más bajas en contenido proteico. Ya se conocían los beneficios de estas dietas porque producen más saciedad, aumentan el gasto de calorías para digerir los alimentos y mantienen mejor la masa muscular aún con la pérdida de peso. Pero se desconocía qué cantidad de proteínas era la ideal para que siguiera un adulto con sobrepeso u obesidad.

Un grupo formado por las nutricionistas Victoria Marco Benedí, Rocío Mateo Gallego y Sofía Pérez Calahorra, y liderado por el doctor Fernando Civeira Murillo, catedrático de Medicina de la Universidad de Zaragoza y jefe de la Unidad de Lípidos y Arteriosclerosis del Servet, puso a régimen en la primavera de 2014 a 91 mujeres de una edad media de entre 40 y 45 años y que presentaban sobrepeso u obesidad. Los investigadores hicieron la selección entre más de 800 voluntarias que respondieron al llamamiento del Servet para desarrollar esta investigación.

La población a estudio fue dividida en tres grupos de forma aleatoria para seguir un régimen durante doce semanas. Las mujeres del grupo número uno siguieron unos menús con un 35% de proteínas; al grupo dos se le asignaron dietas que contenían un 27% de proteínas y al número tres, un 20%. Los resultados finales indicaron que las integrantes del grupo 1 perdieron, de media, un 10,7% de su peso; el grupo 2 adelgazó un 9,7%, y el grupo 3 disminuyó una media de 8,2% de su peso.

De las 91 participantes, 80 completaron el tiempo comprometido. De ellas, 66 continuaron tres meses más, a pesar de que en este segundo periodo ya no contaron con la revisión quincenal de las nutricionistas. La “bajas” en ambas fases se debieron a problemas personales, de carácter familiar y laboral o por lejanía el domicilio, pero no relacionados con la dieta.

La investigación muestra mejoras de salud tras tres meses de intervención dietética: disminución de la tensión arterial, mejora de los niveles de colesterol y de la glucosa, además de otras variables del metabolismo. Estas cifras fueron más llamativas en el grupo del 35% de proteínas. Los expertos también han observado que la actividad física tiene buena correlación con la pérdida de peso, ya que las mujeres tuvieron que seguir unas restricciones dietéticas, pero también comprometerse a aumentar la actividad física de acuerdo con su edad, condición física y nivel de ejercicio previo al estudio.

Etiquetado como:

No hay tags para este articulo

Valora este articulo

0