Página principal | Especiales | Canal viajes | Patagonia chilena, rumbo al fin del mundo

Patagonia chilena, rumbo al fin del mundo

Patagonia chilena, rumbo al fin del mundo

por Pilar Carrizosa, periodista y escritora experta en viajes

A 4 horas de avión desde Santiago de Chile se llega a Punta Arenas para conectar por carretera con Puerto Natales( 20.000 habitantes) que pertenece a la provincia de Última Esperanza. Es La Patagonia. Algunos carteles indican que llegas a la “Ruta del Fin del Mundo” que conecta con Argentina.  Esta zona pertenece a la región de Magallanes. Inmediatamente surge el  chascarrillo histórico sobre el origen del nombre de esta tierra. Parece ser que al arribar la tripulación del navegante todos comentaron sorprendidos sobre unas enormes huellas incrustadas en la tierra: “capitán, esas pisadas son como las del gigante Patagón; ha debido estar por aquí ! entonces… llamaremos a esta tierra Patagonia””. 

Tras el  dato otro apunte, en la actualidad viven de la pesca, la ganadería y el turismo. La arteria principal donde están las tiendas, cafeterías y restaurantes es Santiago Bueras con el telón de fondo: una tierra verde. Y el caso es que Patagonia no es inhóspita, pese a lo que puedan creer muchos. Lo que ocurre es que los espacios son tan enormes conforme a lo habitado que parece esta todo aislado pero no es así. Por cierto, las tiendas abren a las 10h. Aquí no hay estrés ni madrugones. Uno se alquila un coche y deambula…De lejos, un grupo de casas en forma cuadrado-rectangular típicas patagonas, son las llamadas “Estancias”. Algunos hoteles de lujo como el “Remota” imita estas ancestrales viviendas y apuntan desde la vanguardia hacia lo sostenible. Aunque aquí el verdadero lujo es la NATURALEZA en Mayúsculas. Algunos gauchos (pastores) custodian con pericia las ovejas por el camino, (dicen que hay lobos y jaguares); grupos de ñandús ( de la familia del avestruz) y las Charitas (como gacelas),  son la nota romántica al paisaje. De pronto, en la lejanía emerge el tesoro: “Las Torres del Paine”, un conjunto rocoso de 3  torres de 227.000 ha. De Este ( estepa) a Oeste (bosque magallánico) el terreno se divide en diferentes ecosistemas. Luego viene el desierto andino. Con flores y plantas hacia el este) declaradas Octava Maravilla del Mundo por la UNESCO. 

ÓLEO DE CEZANNE... ENTRE "IBONES PATAGONES"


El Parque Natural es una senda para recorrerla en un día. El mosaico de colores abunda… son los azules del cielo con los verdes de la tierra…el marrón de arboles retorcidos con pequeños lagos glaciares (la versión patagona del ibón aragonés) esmeralda, blanco o azulado. Es una paleta exultante al más puro estilo Cezanne. El color depende del sedimento que arrastre el agua de nieve desde lo alto hasta el suelo formando los diferentes lagos. Es un espectáculo para chillar y sin embargo embriaga el silencio. La naturaleza te habla al oído, susurra pero es imposible hablar. (Uno se queda sin palabras). Sentado en una inmensa piedra (por estas latitudes todo lo rocoso-lago-arbol-área o dimensión natural es talla XL) uno se “pierde y disfruta” del entorno. Tras la caminata….una playa de témpanos, al final se atisba el Glaciar Grey. ¿La gracia? Cuando llegas a él…te ofrecen un pisco sour (cóctel preparado con pisco, o   aguardiente de uvas y jugo de limón con hielo del glaciar. 

ZOOM NÚMERO DOS..., CRUCERO ENTRE GLACIARES


Entre hielos, el ambiente es plomizo. Parece una peli de misterio. Puerto Natales es la puerta a la ruta Kawescar por los canales patagónicos, Angostura Kirke, canales Morla Vicuña, Unión, Collingwood y Sarmiento, y entre los glaciares mas sofisticados del planeta. Son de colores: Grises, negros, azules y blancos. Para ver el espectáculo  de cerca, uno embarca al Skorpios III. Parece un carguero por fuera, pero es un lujo por dentro. Recibe el Capitán Cochifas, con su madre y la tripulación abordo, unas 100 personas con el pasaje. Una familia que recibe a un viajero evolucionado que desea vivir esta aventura sofisticada y familiar al menos una vez en la vida. Italianos, australianos, españoles ( de Asturias y Aragón ) se dan cita más de una vez ( porque se han hecho amigos y repiten maniobra)Cochifas coge el micro y dice: “cada año repite más gente. ¡La familia aumenta¡ ¿Y que tiempo hace? El de Patagonia: plomizo…  que si hace sol los glaciares se deshielan.!. Su madre asiente con la cabeza. Han decidido embarcarse juntos de por vida como ya lo hicieron el padre, abuelo y bisabuelo, 4 generaciones de armadores griegos abordo y cuidando a su gente. La nave se aproxima al Glaciar Amalia. Desembarco en una playa cercana para realizar caminata por arena, vegetación y rocas, llegas  a un mirador desde donde se puede apreciar este hermoso montículo petrificado transparente. Es grisáceo, la bruma lo envuelve en anillas.  El paisaje es de película. Vecinos son el Glaciar El Brujo” y el Fiordo Calvo” donde se realiza otra recalada con una excursión en un barco apropiado para navegar entre los hielos. Un abordaje pirata bordo hace que subamos en medio de las gélidas aguas abordo del “Capitán Constantino”: de pronto otro cóctel muy chic, un gin tonic mientras admiras los témpanos y parejas de cazamoscas chocolate y otras aves exóticas…

IT GASTRO 

Chupe de centolla. En cazuela de barro,  centolla en láminas sobre queso gratinado. 

Llegar:  Latam AirlinesGroup. www.lan.com

Etiquetado como:

No hay tags para este articulo

Valora este articulo

5.00