DIARIO ARAGONESEspecialesEmpresasCSIF vincula los retrasos de la Fiscalía de Menores a la falta de personal

CSIF vincula los retrasos de la Fiscalía de Menores a la falta de personal

Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font
descarga-1

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) denuncia la falta de personal en la Fiscalía de Menores, que está provocando sobrecarga de trabajo a los funcionarios, retrasos en la tramitación de expedientes y que algunos asuntos prescriban sin llegar a juzgarse. El número de asuntos de menores que trata la Fiscalía de Zaragoza ha aumentado considerablemente en los últimos años y la falta de medios personales es crítica.

Hay seis funcionarios encargados de los temas de menores, una cifra claramente insuficiente para asumir todo el trabajo. En 2019, hasta finales de noviembre se han tratado ya 3.559 asuntos, y se prevé que a final de año el número de casos sea un 10% más que en todo 2018. Una de las causas del aumento de trabajo es el incremento de casos relacionados con los menores extranjeros no acompañados (menas). Desde 2016, los expedientes relacionados con menas han aumentado un 33%.

La Fiscalía de Menores se encarga de instruir los temas que luego pasan a los dos juzgados de Menores. Además de casos de menas, también tratan asuntos de violencia de género entre menores, hurtos, robos con violencia o estafas, entre otros. Estos seis funcionarios atienden también a 20 educadores pertenecientes al Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) y a un equipo técnico formado por varios psicólogos, educadores y trabajadores sociales.

La carga de trabajo es inasumible. Esta situación provoca retrasos en la tramitación, con la gravedad de que hay asuntos que están prescribiendo antes de poder llegar a ser juzgados. Los delitos leves cometidos por menores prescriben a los tres meses. Debido a la falta de medios, hay asuntos que no se llegan a juzgar, como hurtos por valor de menos de 400 euros. Por ejemplo, en el caso del robo de un móvil, pasados tres meses de la denuncia, el menor queda impune y la persona que lo ha denunciado no recupera ni el móvil ni el dinero.

El cambio de sistema informático de gestión AVANTIUS, a mediados de septiembre de 2018, empeoró esta situación. Este cambio ha sido el punto de inflexión que ha provocado el desbordamiento total de la carga de trabajo haciéndola inasumible. Los funcionarios deberían tener a su disposición modelos y plantillas de este nuevo sistema informático para facilitar el trabajo diario, pero esto no es así.

La plantilla es muy escasa: solo 6 trabajadores para los temas de la Fiscalía de Menores. De ellos hay dos personas de baja. Una baja se ha cubierto con una persona interina, y la otra plaza se ha cubierto con personal de refuerzo de la Fiscalía de Zaragoza. Además, tres funcionarios son nuevos en la plantilla como consecuencia de la resolución del último concurso de traslado de febrero de 2019. Se debería contar con una plantilla más amplia y estable, porque los temas que tratan son complicados y difíciles de gestionar.

CSIF remitió dos escritos con fecha de 15 y 19 de noviembre a la Directora General de Justicia, solicitando la cobertura inmediata de todas las plazas y el nombramiento de personal de refuerzo suficiente para apoyar a estos compañeros sobrepasados. Según CSIF, la única respuesta que ha obtenido de la Directora General de Justicia es que “están esperando a negociar con las organizaciones sindicales, las relaciones de puestos de trabajo que conformarán la nueva oficina fiscal y con ello tener dimensionadas el número de plazas necesarias”.

La situación que se está viviendo en Fiscalía es totalmente desesperada, y los funcionarios no pueden esperar a que la Dirección General de Justicia reúna a sindicatos para empezar a negociar las relaciones de puestos de trabajo. CSIF ha exigido y seguirá exigiendo a la Directora General de Justicia que aplique de inmediato una solución a este grave problema.

Compartir en:

Y ADEMAS ...