DIARIO ARAGONESEspecialesPolíticaLa consejera de Sanidad ha instado a abordar el problema del suicidio

La consejera de Sanidad ha instado a abordar el problema del suicidio

Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font
cropped-Salud-Mental

El Día Mundial de la Salud Mental, que se celebra hoy, se dedica este año a hacer una “llamada de atención sobre un tema que es realmente un grave problema de salud pública” como es el suicidio, principal causa externa de mortalidad en España actualmente. “Desde los organismos internacionales se nos insta a establecer estrategias de prevención del suicidio, que incluyan un abordaje transversal, para mitigar los efectos del mismo. Un abordaje que ha de ser multisectorial, y no solamente desde la salud, ya que afecta a la sociedad en su conjunto, por lo que requiere coordinación y colaboración entre múltiples sectores de la sociedad”.

Así lo ha manifestado la consejera de Sanidad, Pilar Ventura, durante el acto de conmemoración organizado por ASAPME, y en el que ha esbozado las líneas del plan de prevención del suicidio en el que ha empezado a trabajar el Departamento de Sanidad, en colaboración con los Departamentos de Educación, Cultura y Deporte, y Ciudadanía y Derechos Sociales.

Se trata de un plan alineado con las propuestas de la Estrategia Nacional, en la que se pretende priorizar la detección precoz del riesgo suicida, mejorando el acceso y atención en los servicios sanitarios públicos. “La prevención debe contemplar la intervención específica dirigida a grupos vulnerables, como personas que han experimentado abusos o con problemas de salud mental. Y, por supuesto, ayudar y orientar a aquellas personas que puedan encontrarse en situaciones de riesgo, así como a sus familiares, para que les sepan prestar un apoyo efectivo en esos momentos tan complicados”, ha explicado Ventura.

Entre las medidas concretas para llevar esto a cabo, se pretende desarrollar una red de atención telefónica coordinada e integrada para mejorar el abordaje a las personas con estas conductas, así como elaborar procesos asistenciales integrados que incluyan la identificación de las personas en riesgo de suicidio y aseguren la coordinación asistencial. “En este sentido –ha explicado la consejera-, el médico de atención primaria es, en muchos casos, el primer profesional que contacta con una persona con ideación suicida, por lo que su papel va a ser clave en la detección y prevención. Para ello será necesario capacitar a los profesionales en el abordaje y detección de la conducta suicida, de modo que, una vez detectada, pueda realizarse un seguimiento periódico sobre el estado de la persona”.

Formación continuada

En relación a esto, el Plan de Salud Mental de Aragón contempla un programa de formación continuada e investigación entre Atención Primaria y salud mental, como técnicas de psicoterapia, consejo terapéutico y terapia de apoyo, programas en los que también pueden participar otras especialidades como Urgencias. De hecho, también se plantean acciones como garantizar que el informe de alta del servicio de urgencias llegue al médico de atención primaria, así como al centro de salud mental para asegurar la continuidad de los cuidados necesarios.

A pesar de que en España las tasas de suicidio son de las más bajas del mundo, actualmente las cifras duplican a los muertos en accidente de tráfico, afectando a unas 4.000 personas al año, de las que unas 100 son aragonesas. Además, se estima que por cada adulto que decide quitarse la vida, posiblemente otros 20 lo han intentado, y los expertos alertan de que el problema se está agravando por su creciente incidencia en los adolescentes.

Compartir en:

Y ADEMAS ...