Página principal | Especiales | Real Zaragoza Reportajes | El Real Zaragoza y La Romareda imponen respeto

REAL ZARAGOZA - OPINION - JORGE URRIZA

El Real Zaragoza y La Romareda imponen respeto

FOTO J. FERNANDEZ FOTO J. FERNANDEZ

 

El sábado pasado se vivió un día mágico entorno al Estadio de La Romareda. Pasadas las cuatro de la tarde, eran miles los aficionados que se acercaban para recibir al equipo. En los aledaños del estadio se respiraba un ambiente de otra época. Largas filas en todas las puertas del Municipal. Nadie se lo quería perder.

Una comunidad autónoma se concentraba durante noventa minutos sobre el feudo blanquillo. El fútbol aragonés puede celebrar su gran estado de forma pues el sábado se vivió un partido de muchísimo nivel, dentro y fuera del césped.

Ambos equipos mostraron tenerse un gran respeto. Ninguno quería mostrarse vulnerable atrás y eso provocó que no fuésemos testigo de un fútbol tan brillante como el que saben hacer ambos conjuntos. Finalmente, un Real Zaragoza que se mostró muy maduro y una afición que llevó en volandas al equipo, acabo dejando los tres puntos en la capital aragonesa.

Durante el partido las defensas se impusieron a los ataques. Los cuatro centrales demostraron estar a un nivel altísimo. Cucho estuvo casi desaparecido y Pulido se las tuvo tiesas con Borja Iglesias. La buena labor del gallego fue un punto diferencia pese a no haber tenido suerte de cara a gol.

El Real Zaragoza suma de nuevo tres puntos que le elevan a la quinta posición. En su escalada meteórica en este sueño que una vez pareció imposible, cada partido se vuelve más determinable.

La semana que viene visitamos al Rayo Vallecano. Los madrileños tan solo han perdido dos partidos en casa, pero si los de Natxo González consiguen alzarse con la victoria, el Real Zaragoza presentará candidatura ya no solo para el playoff sino para el ascenso directo.

Desde que terminó el partido tan solo vienen a la cabeza los cientos de comentarios que se han escuchado durante meses en Zaragoza. “El Huesca va a subir, tendría que jugar en la Romareda”, “El Huesca va a subir y el Zaragoza no”, “Huesca es el futuro del fútbol aragonés” y un largo etcétera.

El sábado el Zaragoza presentó hechos y argumentos para hacer ver que no estábamos muertos. Es cierto que los oscenses siguen por delante en la tabla, pero la mala racha que atraviesan puede resultarles letal de cara al final de temporada. Que pregunten en Girona.

En Zaragoza todo lo contrario. Este equipo crece partido a partido. Los pupilos de Natxo González se muestran cada jornada como un equipo más completo. Dejando de lado días de versiones más pobres, el Real Zaragoza sabe jugar con pelota, sabe defender cuando lo está pasando mal y también conoce la salida en largo con un Borja Iglesias que se muestra cada día más superlativo.

Quedan ocho fechas hasta el final. Con una Romareda como la del otro día, este equipo puede ser capaz de comerse a cualquier rival.

Etiquetado como:

No hay tags para este articulo

Valora este articulo

0