Página principal | Especiales | Real Zaragoza Reportajes | El Real Zaragoza baila como el Papu

REAL ZARAGOZA - OPINION - JORGE URRIZA

El Real Zaragoza baila como el Papu

FOTO J. FERNANDEZ FOTO J. FERNANDEZ

 

Nuevo triunfo del Real Zaragoza en La Romareda. Los de Natxo González lograron una victoria muy trabajado, donde consiguieron ser pacientes y esperar sus oportunidades.

Tras la derrota en Vallecas, existían ciertas dudas acerca de la respuesta que iba a dar el equipo. En la retina de muchos zaragocistas estaba el partido frente al Sevilla Atlético, pues el Almería venía de encadenar una racha nefasta.

Con la novedad de Papu en la mediapunta, el Real Zaragoza cuajó el sábado un magnífico partido. Controló el ritmo del juego y supo cuando acelerar e ir descaradamente a por el gol. Además, no pasó apuros en defensa a pesar del tardío gol de Caballero.

De esta manera, los blanquillos vuelven a la zona de play-off ocupando la sexta plaza empatado a cincuenta y ocho puntos con Numancia y Cádiz, cuarto y quinto respectivamente.

Como hemos subrayado anteriormente, la aparición del georgiano en el once resultó novedosa a la par que determinante. En las últimas jornadas, el georgiano venía aportando mucho al equipo y por eso, durante la semana, se venía hablando de su posible titularidad.

Dentro de la exponencial mejora del equipo a lo largo de la temporada, uno de los que más ha progresado ha sido Papu. El “19” venía de jugar en una ligar inferior, con menos ritmo y por eso la adaptación pudo ser más difícil para él que para el resto.

El mediapunta entiende el fútbol de una manera diferente al resto de sus compañeros. Al principio, le costaba aparecer y más tarde, sus decisiones no eran siempre acertadas.

A día de hoy, Papu ha conseguido integrarse en el fútbol español sin perder sus señas de identidad. El georgiano, además de aprovechar su calidad técnica, es capaz de crear incertidumbre sobre el verde. Muchas veces da la sensación que ni sus propios compañeros saben lo que va a hacer, es entonces cuando aparece el mediapunta más peligroso.

Por eso, el de Tiflis es lo que se conoce a día de hoy como un revulsivo. Un jugador que te agita el partido con una arrancada, con un sprint. Si además hay calidad en las botas, lo que tenemos es un jugador más que completo y con mucho potencial para el equipo. Papu no solo sabe correr, sino que como demostró el otro día es capaz de aparecer y culminar una jugada elaborada por sus compañeros tras una veintena de pases.

Y con esta nueva victoria seguimos avanzando y se acerca el final del campeonato. Con mayo a la vuelta de la esquina, el Real Zaragoza puede permitirse empatar un partido de aquí a final de temporada. Números difíciles de conseguir pero que animan a continuar con este suñeo.

Pase lo que pase este 2018 nos ha devuelto la sonrisa a todos. A día de hoy ir a la Romareda ya no es algo solo apto para valientes, sino que hemos recuperado nuestro fortín.

La semana que viene Reus espera. Equipo difícil y que te puede ganar más por desesperación que por méritos futbolísticos. El Real Zaragoza deberá volver a ser un equipo muy paciente si quiere ganar. A seguir soñando.

Etiquetado como:

No hay tags para este articulo

Valora este articulo

5.00