Página principal | Especiales | Real Zaragoza Reportajes | Ahogados en juego, pero no en ilusión

REAL ZARAGOZA - OPINION - JORGE URRIZA

Ahogados en juego, pero no en ilusión

Ahogados en juego, pero no en ilusión

 

El Real Zaragoza no tuvo su noche el pasado lunes frente al Cádiz. El Real Zaragoza saltaba al campo con alguna sorpresa en el once, Papu volvía al banquillo por Febas. El conjunto andaluz planteó el partido de manera muy acertada no dejando al Zaragoza practicar su fútbol.

El conjunto blanquillo fue completamente anulado durante los primeros cuarenta y cinco minutos. El navarro, Iñigo Eguaras, fue perseguido de manera individual por el campo y tanto el jugador como Natxo se mostraron pasivos ante esta situación. Además, Ros y Zapater no fueron capaces de dar soluciones a los problemas en salida de balón y Lasure y Delmás tampoco le dieron la amplitud al equipo. El Real Zaragoza era un equipo ahogado.

En la segunda parte Natxo González propuso alguna solución, pero sin efecto. Retraso a Eguaras pero las zonas en las que recibía balón no eran productivas. Por su parte, Borja Iglesias estuvo desaparecido todo el partido y no pudo desplegar su juego en el área.

El Cádiz por su parte jugó su partido a la perfección. Salió como un auténtico torbellino y luego esperó atrás la ocasión de matar el partido. No podía salir mejor el guion planteado por Cervera para los amarillos.

Así pues, el juego del Real Zaragoza fue ahogado durante casi todo el encuentro. Probablemente muchos entrenadores habrán tomado nota de la estrategia seguida por los andaluces por lo que habrá que encontrar solución al mencionado problema. Si bien, jugadores y entrenador han demostrado ser capaces de solventar situaciones complicadas de juego, hay que confiar en este equipo.

A este problema se le suma la expulsión de Delmás. Con la lesión de Benito y la sanción del canterano, el lateral derecho del conjunto blanquillo queda huérfano para la próxima jornada y habrá que ver que solución plantea Natxo para el encuentro frente al Albacete. Zapater, Ángel a perfil cambiado; Vicente, que debutó frente al Valencia, o incluso Toquero que ha jugado en esta demarcación alguna vez son alguna de las opciones.

La ausencia de Papu me llamó especialmente la atención. El georgiano estaba siendo de lo mejor en los últimos partidos, entendiendo el juego y reflejando su buen estado de forma con goles.

Lo que no se ha ahogado es la ilusión de todos los zaragocistas. Al equipo le quedan tres partidos, dos seguidos en casa, y las ganas por lograr el objetivo siguen intacta en la mente de jugadores y afición. El Real Zaragoza afronta el partido del próximo domingo como la mentalidad de ganar y dar de nuevo un paso enorme hacía el playoff.

Es el momento de sacar pecho, de recordar lo que nos ha costado llegar a esta situación y dejar claro que vamos a luchar cada partido que nos queda hasta el final.

Etiquetado como:

No hay tags para este articulo

Valora este articulo

3.00