Página principal | Especiales | Real Zaragoza Reportajes | Pobre del que quiera robarnos la ilusión

BLOG - JORGE URRIZA

Pobre del que quiera robarnos la ilusión

Pobre del que quiera robarnos la ilusión

 

Lo logramos. El Real Zaragoza estará en los playoffs de promoción de ascenso y gozará del factor campo al menos en la primera eliminatoria.

Parecía impensable, pero ya estamos ahí. Echando la vista atrás parece increíble, una gran hazaña que tiene que acabar de la mejor manera posible. ¿Y por qué? Porque empezamos siendo un equipo joven a la que le costaba ganar. Con buen trato de balón el equipo enseñaba las garras, pero le costaba arañar. Con el tiempo el buen juego se fue diluyendo, las victorias costaban mucho y el Real Zaragoza se comió los turrones mirando al descenso a los ojos.

Fue entonces cuando aparecieron los fantasmas. La infame situación vivida la temporada pasada donde el equipo se salvó en la penúltima jornada estaba en la retina de toda la parroquia blanquilla. De la misma manera, el escalofriante dato de victorias en casa durante 2017- cuatro- llamaba al acongoje generalizado.

Y fue entonces cuando resurgió el equipo. Cuando Lalo dijo: Natxo es mi entrenador. Y el vitoriano confió en sus jugadores y en sus ideas cuando peor estaban las cosas. Comenzó la escalada con una racha deslumbrante que, tras algún traspiés, ha alcanzado catorce victorias en la segunda vuelta (a falta del último encuentro).

Y ahora llegan los playoffs. Nuestra segunda fase de promoción a Primera. Pero no son iguales. En primer lugar, la forma de clasificarse. Aquel empate en Butarque que certificaba la sexta plaza suponía una llegada mucho más amarga que la actual. El Real Zaragoza era un buen equipo, que tenía grandes jugadores, pero su estado de forma nunca fue como la del actual. Esta plantilla es un bloque ascendente. Un grupo de jugadores que crece partido a partido y últimamente desde la victoria.

Allí estará de nuevo el zaragocismo, llenando la Romareda y dejándose el alma por su equipo. Este año, jugadores y afición no se podría entender el uno sin el otro. Las últimas temporadas supusieron un golpe de moral bastante fuerte en el corazón de los zaragocistas. Situaciones que revertidas este año a base de fútbol, resultados y momentos increíbles tanto en el estadio como lejos de él.

Este Real Zaragoza está muy vivo y es probablemente el rival más temido del playoff. Semana y media queda hasta que empiece y, aunque con un partido de por medio, todo pinta que se nos va a hacer muy largo.

Ilusión. Ilusión es lo que no va a faltar porque, como suele rugir La Romareda, “pobre del que quiera robarnos la ilusión”. Con el paso de los días irá descendiendo nuestro nivel de efervescencia, pero que nadie dude de que, una vez más, equipo y afición darán el callo.

 

Etiquetado como:

No hay tags para este articulo

Valora este articulo

0