Página principal | Especiales | Reportajes | Las pautas que debes seguir para prevenir robos en Zaragoza

Las pautas que debes seguir para prevenir robos en Zaragoza

Las pautas que debes seguir para prevenir robos en Zaragoza

Especialmente en estas fechas, en las que muchos aragoneses disfrutan fuera de las fiestas de Semana Santa, la seguridad de nuestra vivienda se convierte en uno de los aspectos más importantes que debemos valorar antes de irnos. Instalar alguna de las puertas blindadas de Cerrajería San Jorge y otros pequeños trucos pueden ser de gran utilidad para evitar robos y llevarnos algún disgusto a la vuelta de vacaciones, sobre todo si vivimos en núcleos urbanos como Zaragoza.

Aunque los datos varían según los informes, se estima que en el territorio español Madrid es una de las ciudades en las que más robos en viviendas se producen. Si en la capital española, la media es de un robo cada 27 minutos, en el caso de la capital aragonesa la media es de un robo cada algo más de 4 horas. Zaragoza es, de hecho, la quinta capital con más hurtos de este tipo. Además, los datos indican que este tipo de actos vandálicos aumentan durante los periodos vacacionales, ya en ellos aumentan las posibilidades de que, ni los inquilinos, ni sus vecinos, se encuentren en el edificio.

Por eso, en este artículo detallamos algunas de las pautas para prevenir robos que podemos seguir antes de irnos de vacaciones:

  • Instalar una puerta segura: este es, sin duda, uno de las pautas más recomendables por dos motivos. El primero es la efectividad que tiene, en términos físicos, una puerta blindada ya que es prácticamente imposible reventarla. Pero, además, el hecho de que instalemos una puerta de este tipo inhibirá a cualquiera que estuviera pensando en cometer el hurto, dada las dificultades para entrar que implica.
  • Una buena cerradura: junto con la puerta, una buena cerradura, con dos cierres, puede ahorrarnos algún que otro disgusto. Por eso, gastarnos un poco de dinero en cambiar la cerradura puede ser una buena inversión a medio y largo plazo.
  • Ojo a las persianas: cualquier indicio de que la vivienda se encuentra vacía es una pista para los ladrones. Por eso, si dejamos las persianas bajadas durante días, estaremos indicándoles que no estamos en la vivienda. Lo ideal es que las dejemos a medio bajar.
  • El buzón y las cartas: el buzón es otro de los puntos en los que más se fijan los ladrones. Si nos vamos de vacaciones más de dos semanas, es probable que el correo se nos acumule y que acabe sobresaliendo del buzón. Para evitar dar pistas, lo ideal es que encomendemos a un vecino o a una persona de confianza la recogida del correo de manera regular.
  • Cuidado con las llaves: aunque viajar con las llaves de casa puede ser un engorro, ya que tememos su pérdida, es importante valorar dónde las dejamos. No hay que olvidar que sitios como el buzón, las macetas de la entrada o el felpudo son puntos localizados fácilmente por los ladrones. En caso de que no queramos llevar con nosotros este tipo de objetos, será mejor dejarlos en casa de algún amigo o familiar.
  • La ropa en el tendal: este truco puede ser muy útil si nuestro tendal da a la fachada del edificio y si nuestras vacaciones no son muy largas. Dejar ropa tendida hará pensar que hay gente en el interior de la casa y, por lo tanto, ahuyentará a los potenciales ladrones.

 

Etiquetado como:

No hay tags para este articulo

Valora este articulo

0