Página principal | Especiales | Reportajes | El rugido de la innovación

El rugido de la innovación

Participantes de MotoStudent, en imagen de archivo Participantes de MotoStudent, en imagen de archivo

La competición internacional MotoStudent se consolida edición tras edición. Este proyecto formativo, impulsado por la Fundación Moto Engineering y el Parque Tecnológico TechnoPark MotorLand, da la oportunidad a universitarios de todo el mundo de demostrar su talento antes de lanzarse al mundo laboral. 

El objetivo de esta competición es que cada equipo participante diseñe y fabrique su propio prototipo de moto de competición que será puesto a prueba y evaluado en una carrera que se celebrará en el circuito de MotorLand en octubre de 2016. Para ello, la organización proporcionará a cada equipo un kit que incluye motor, neumáticos, llantas, pinzas y bombas de freno.

“La competición en sí misma representa un desafío para los estudiantes, donde tendrán que poner a prueba su creatividad y sus habilidades para innovar, aplicando directamente sus capacidades como futuros ingenieros o técnicos especializados contra otros equipos de todo el mundo”, señalan desde la organización.

Como novedad, esta edición habrá una nueva categoría, MotoStudent Electric, en la que únicamente participarán motos que cuenten con un sistema de propulsión 100% eléctrico. En cuanto a la categoría MotoStudent Petrol, el motor de gasolina mantendrá las características de ediciones anteriores, con un bloque de combustión interna de 250 centímetros cúbicos.

Durante la cita de octubre del año que viene, todos los proyectos serán sometidos a diferentes pruebas para comprobar que cumplen con los requerimientos mínimos. Además, varios jueces evaluarán aspectos como la aceleración, la frenada, la manejabilidad y durabilidad de la moto. La innovación del diseño, el proceso de fabricación o aspectos estéticos o ergonómicos contarán también.

El test final se realizará sobre la pista del circuito de velocidad de MotorLand. Cada proyecto será evaluado frente a sus competidores en una carrera para determinar el mejor proyecto industrial y la mejor moto.

COMPETICIÓN INTERNACIONAL

En la cuarta edición de MotoStudent participan 50 equipos de más de 30 universidades de todo el mundo, implicando, directa e indirectamente, a más de un millar de estudiantes de Ingeniería y 200 docentes universitarios. La competición cuenta, así, con equipos que representarán a distintas universidades de Italia, Portugal, Alemania, Hungría, Grecia, República Checa, Polonia, Brasil, Croacia y España.

En cuanto a los equipos patrios, están representadas universidades de distintos puntos de España, siendo Andalucía la que mayor representación aporta a la competición. También están representadas las tres provincias del País Vasco, Madrid, Cataluña, Comunidad Valenciana, Asturias, Cantabria, La Rioja, Castilla y León y, como no, Aragón.

Concretamente, esta edición contará con los dos equipos veteranos aragoneses de ediciones anteriores: el MotoStudent Unizar de la Escuela de Ingeniería de la Universidad de Zaragoza y el EUPT Bikes de la Escuela Universitaria Politécnica de Teruel. Además, este año, en la categoría Electric participará, por primera vez, la Escuela Universitaria Politécnica de La Almunia a través de su equipo Eupla Racing Team.

MOTOSTUDENT UNIZAR: LA VETERANÍA

MotoStudent Unizar son los veteranos de la competición, lo que les ha venido bien a la hora de la búsqueda de patrocinadores, pues ya cuentan con sponsors fieles, además de haber iniciado una campaña de crowdfunding (http://www.lanzanos.com/cobranded/22/proyectos/motostudent-unizar/).

“Año a año la competición crece y con ello el nivel de sofisticación, lo que implica la necesidad de disponer de más recursos económicos de cara a mantener los grandes resultados de las ediciones pasadas”, explican desde el equipo.

Actualmente, el MotoStudent Unizar está acabando de definir las piezas estructurales más importantes para la dinámica de la moto como el chasis o el basculante. “Realizamos un estudio detallado con una simulación 3D para comprobar el buen funcionamiento del conjunto antes de pasar a la fase de fabricación”, señalan. Y es que en una prueba de estar características, todo importa, por eso “hasta la pieza más pequeña es importante para las prestaciones y precisión, por lo que es imprescindible cuidar todos los detalles”.

Sobre su proyecto, el MotoSutdent Unizar explica que representa “una gran oportunidad” de desarrollo profesional para todo el equipo. “Es el momento de plasmar sobre la realidad todo aquello que hemos estado estudiando y asimilando tan duramente a lo largo de los años y supone una formación complementaria inimitable”, aseguran desde el equipo. 

A un año de la carrera aseguran ir a un buen ritmo e ir cumpliendo con el calendario marcado, aunque reconocen que es un trabajo duro. “Puede ser una competición estudiantil, pero se trata de prototipos de competición de un nivel muy alto, que bien podrían estar corriendo en otros campeonatos en equipos con presupuestos que multiplican por mucho al nuestro. Siempre hemos conseguido lograr más con menos, pero no podemos dejar de pensar que actualmente un empujón económico podría llegar a marcar la diferencia entre un buen resultado, y el mejor”, afirman.

Pero ante las dificultades, los integrantes del MotoStudent Unizar confían en el trabajo bien hecho. “Afortunadamente disponemos de un gran espíritu de equipo, por lo que nuestros compañeros de la edición pasada permanecen en contacto y siempre nos han hecho ver la dureza de este reto”, aseguran.

EUPT BIKES: LA INNOVACIÓN

Desde el EUPT Bikes señalan que los buenos resultados cosechados en la última edición han facilitado la búsqueda de patrocinadores, aunque aseguran que competir en la categoría Electric requiere de mayor inversión. “Construir una moto eléctrica es mucho más costoso que una de gasolina, por el alto precio de las baterías, del controlador del motor… por eso no hemos cerrado todavía la fase de búsqueda de financiación”.

Este año han decidido apostar por la categoría Electric ya que consideran que “es un campo donde se puede innovar mucho más y el futuro son las motos eléctricas”. Por ello, desde el EUPT Bikes remarcan que va a ser un proyecto de innovación basado en la electrónica y la informática. “Haremos una fabricación sin soldaduras, con materiales nunca usados en la producción de motocicletas”, explican.

Y es que si de algo saben en este equipo es de innovación, tal y como quedó demostrado en la última edición de MotoStudent, donde lograron alzarse con el Premio a la Mejor Innovación Tecnológica.

En cuanto al diseño de su prototipo se encuentran en una fase avanzada. “Estamos trabajando en la sensorización, regulación y control de la moto, parte que va a ser desarrollada casi en su totalidad por nosotros”, explican. 

De momento cumplen los plazos para llegar a tiempo para la carrera. “Hemos apostado fuerte y nos la hemos jugado bastante en ciertos aspectos de la moto, por lo que nos van surgiendo complicaciones, pero trabajamos duro y unidos para solucionarlas lo mejor posible”, confiesan desde el equipo turolense.

EUPLA RACING TEAM: LA NOVEDAD

La Escuela Universitaria Politécnica de La Almunia se presenta este año por primera vez. Su equipo, el EuplaRT, apunta alto y confían en conseguir un patrocinador internacional. Además hace poco empezaron una campaña de crowdfunding (http://www.lanzanos.com/motostudent/proyectos/motostudent-electric-eupla/) con gran éxito. “En menos de diez días conseguimos un 37% de la recaudación”, aseguran desde el equipo. 

Actualmente se encuentran inmersos en el diseño a la espera de recibir el material de la organización. El equipo confía en que el ser estudiantes de Ingeniería Mecatrónica marque la diferencia: “Ofrecemos algo que ninguna otra escuela puede, un equipo multidisciplinar desde la base, centrados en la innovación. Tenemos como meta diseñar un producto revolucionario y competitivo”. 

A pesar de ser un club primerizo, el equipo va sacando adelante el trabajo y se centran en ir cumpliendo los objetivos que se han ido marcando. “Desde el inicio nos centramos en cumplir y llevar a cabo una serie de hitos y los problemas que nos han ido surgiendo son externos, en temas de patrocinios o documentación técnica de la organización”, señalan desde el equipo.

Los equipos aragoneses comienzan su cuenta atrás en este recorrido que tiene como meta el circuito de MotorLand

Etiquetado como:

No hay tags para este articulo

Valora este articulo

0