Falta un año.

Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font

 Debo ser un bicho raro, pero he de confesar que el anuncio del señor Zapatero de no volver a presentarse como candidato a Presidente del Gobierno de España es algo que me deja indiferente.

 No entiendo el furor mediático desatado, antes y después del anuncio, ni que el asunto se convierta en monotema, tanto en informativos como en múltiples tertulias radiofónicas.

 En algún momento, incluso me he mostrado reticente a participar con mi opinión al respecto, pero los periodistas siempre argumentan que es la noticia del día y que dada su importancia, es inexcusable no abordar el tema.

 Miren, la primera cuestión que hay que preguntarse es para quien es importante tal decisión y me parece que salvo para el señor Zapatero o para aquellos que aspiran a sustituirle, esta decisión ni nos va ni nos viene. Si me apuran, puedo incluir en este grupo a aquellos votantes que pensaban votar exclusivamente al señor Zapatero y no a ningún otro.

 Si echan cuentas comprobaran que no son muchas las personas afectadas por la noticia, salvo que me demuestren que los votantes socialistas solo quieren votar al señor Zapatero y no a cualquier otro que el Partido Socialista les proponga. Realmente son más bien pocas.

 Pues a pesar de ello llevamos días y días hablando, leyendo y escuchando lo mismo.

 No dejo de pensar que este es un país de cotillas, donde la anécdota y el chismorreo nos interesan mucho más que las cuestiones trascendentes. Parece más importante lo que la gente piensa hacer que lo que finalmente hace.

 Lo realmente trascendente es la forma en que el señor Zapatero esta gobernando y lo que va ha  hacer hasta que deje de ser Presidente, pero esto no parece preocuparle a nadie.

 Creo que es precisamente ahora cuando el señor Zapatero ha descubierto en que consiste esto de gobernar y verdaderamente se ha puesto a ello. Tarde, pero se ha puesto.

 Yo, tras ver su comportamiento como gobernante, transcurrido su primer año de mandato, he sido bastante crítico con su gestión, que no he dudado en calificar como muy mala, incluso he manifestado que me parecía el peor Presidente que hemos tenido desde el advenimiento de la democracia a nuestro país.

 Precisamente por ello, tengo que decir ahora, que el señor Zapatero esta gobernando, que ahora y tras pagar, todos nosotros, el coste de su inexperiencia, parece que  ha aprendido y lo que es mas importante, parece dispuesto a completar la faena, tomando aquellas decisiones que aunque impopulares, son las necesarias para sacar a España del atolladero en el que la crisis y su incapacidad previa la han metido.

 Por todo esto creo que la cuestión a analizar no es si el señor Zapatero se vuelve a presentar o no, sino si el señor Zapatero va ha hacer su trabajo y acabar la faena o si va ha dar la  espantada no acabando la legislatura, si cuenta con los apoyos parlamentarios para ello. Un año trabajando en serio, da mucho de si 


00000000000000