Página principal | Firmas | Antonio Mastral | No tenemos arreglo

No tenemos arreglo

Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font

Acabo de ver los últimos 20 minutos del tercer episodio del culebrón futbolístico que esta suponiendo los sucesivos Madrid-Barcelona que el azar nos ha deparado.
 No soy gran aficionado al futbol pero si me interesa como fenómeno social y lo que significa en nuestro país.
 Al contemplar los enfrentamientos físicos y psicológicos que en su entorno se han producido, no pude dejar de acordarme de Goya y su grabado de los dos paisanos, aporreándose con los pies enterrados en el suelo.
 Y es que, nos guste o no, somos así y lo manifestamos en cualquier ocasión que se nos presenta, en el deporte, en la política, en nuestra convivencia diaria.
 No sabemos encarar nuestras diferencias con orden y mesura, la pasión del dogma nos inflama y no reparamos en detalles.
 El día anterior, en otro terreno de juego, en el Senado, populares y socialistas armaron otra “tangana”, al punto que el árbitro, el presidente del Senado, señor Rojo, tuvo que llamar al orden a los jugadores, manifestando el bochorno que le producía el comportamiento de Sus Señorías.
 Y esto sucede todos los días y en todos los sitios, en la calle, en el autobús, en las empresas y me temo que en muchas familias.
 Nos creemos poseedores de la verdad absoluta y lo que es peor, la defendemos con el dogmatismo y el fanatismo propio de los imbéciles que, privados de la minima capacidad de razonar, ignoran la existencia de puntos de vista y opiniones distintas.
 Esto es lo que genera la violencia intransigente en la que vivimos y que a fuerza de padecerla, parece que tenemos que acostumbrarnos a ella.
 Además esta la “claque” que jalea y da argumentos para radicalizar, mas si cabe, las posiciones de cada bando, los medios de comunicación, que salvo honrosas excepciones, reafirman la verdad absoluta de cada parte. ¡Que tiempos aquellos que en los medios podías leer noticias y no propaganda como sucede ahora!
Ahora, o eres del Barcelona o eres del Madrid. Eres del PP o eres del PSOE. Ya no cuentan como opciones ni siquiera los demás partidos pues indefectiblemente, acabarán coligándose con uno de los dos grandes y por tanto, tomando partido.
 Parece que la búsqueda de ese punto intermedio que significa el acuerdo, el compromiso, imprescindible para convivir, no sea propio de nuestra idiosincrasia, que eso es cosa de otros países. Es el ¡Que inventen ellos! trasladado a la forma de convivir.
 A nosotros lo que nos gusta es el garrotazo y tente tieso
 Machacar al que no piensa como nosotros hasta su extinción total. Solo puede quedar uno.
 Aun no se como no hemos vuelto a poner en marcha la Inquisición.
 En definitiva, una vez más, Goya tenía razón, seguimos en el Medievo, con redes sociales y tecnología, pero con conductas del Medievo.


00000000000000