Página principal | Firmas | Antonio Mastral | El cuento de nunca acabar.

El cuento de nunca acabar.

Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font

Creo que había un cuento infantil que consistía en que, cualquiera que fuera la contestación que se diera a la pregunta que te hacían, nunca acababa, pues la propia contestación se convertía en una nueva pregunta.

 En realidad, el cuento acababa cuando los niños, tras las risas iniciales, se aburrían y pasaban a otra cosa.

 Algo así me parece que esta ocurriendo con el PAR.

 La reciente salida del señor Ferrer y otros cuantos, de ese partido, no deja de ser una mas, de las muchas contestaciones que se han ido produciendo en esa formación política en los últimos años, que yo recuerde.

 Cuando un partido cambia la ideología por el interés, no es extraño que los conflictos menudeen, pues es el interés, normalmente el propio, el causante del conflicto.

 Esto es como en los divorcios, el conflicto se materializa, no cuando no hay amor, sino cuando hay que partir los bienes gananciales.

 Y yo creo que esto es lo que le pasa a ese partido,  que tienen un follón mayúsculo con el reparto de los bienes que les quedan.

 Las discrepancias ideológicas dejaron de ser importantes, porque fueron las ultimas, cuando sus dirigentes, avanzada la década de los 90, decidieron que se convertían en un partido de oportunidad de mercado, negociando sus escaños al mejor postor.
 
  Recuerden que en 1996 ya concurrieron en coalición electoral con el Partido Popular para Congreso y Senado, abandonando el objetivo de ser el Partido General de los aragoneses, para en el 1999 formar coalición de gobierno con el PSOE, y eso, en solo tres años.

 En fin que como decía al principio, esto es el cuento de nunca acabar…..hasta que los votantes decidan acabar con el cuento.


00000000000000