Página principal | Firmas | Chesús Yuste | Savia: nuevas revelaciones desvelan el fracaso de la política aeronáutica del Gobierno PSOE-PAR

Savia: nuevas revelaciones desvelan el fracaso de la política aeronáutica del Gobierno PSOE-PAR

Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font

Estos días el fracaso del proyecto aeronáutico del Gobierno Iglesias-Biel ha protagonizado la prensa aragonesa. Las últimas noticias parecen esclarecer lo que sucedió en la turbia gestión de CAG en Villanueva de Gállego a manos de representantes del Gobierno de Aragón (singularmente Santiago Coello, al frente de la empresa pública Savia Capital Inversión, dependiente del Departamento de Economía). A pesar de que ya se había acordado cesar su actividad, el Gobierno empleó 2,2 millones de euros para evitar el concurso de acreedores en Composite Aeronautic Group (CAG) y que pudiera trascender el fracaso de su política de diversificación industrial. Se decidió “salvar los muebles con dinero público, dada su relevancia pública y el seguimiento que había de ella en medios de comunicación”. Así lo reconoció el que era Consejero Delegado de la empresa pública Savia Capital Inversión y presidente de CAG, Santiago Coello, ante los tribunales con motivo del pleito del Gobierno de Aragón contra Möbius (la empresa gestora de capital riesgo que administraba la empresa CAG en nombre de Savia) y cuya resolución mediante laudo arbitral ha acabado condenando al Pignatelli.

Tras 10 millones de euros de inversión fallida, se decidió destruir como chatarra todos los prototipos, piezas y utillajes de la fábrica, al parecer tras rechazar una oferta de 2,5 millones de dólares (1,8 millones de euros), porque desde el Pignatelli se exigían 3, según ha desvelado Möbius.

También se ha puesto en duda lo que se “vendió” como el proceso de venta de CAG a la italiana Tecnam, que, por cierto, también ha cerrado ahora.

En nombre de CHA, he declarado estos días que son hechos muy graves, que hablan de mala gestión de dinero público, de despilfarro, de oscurantismo para ocultar el fracaso… Si lo publicado es cierto, el Consejero de Economía probablemente no habría dicho la verdad en sus anteriores comparecencias en las Cortes de Aragón sobre este asunto. Y mentir al Parlamento es el mayor error que puede cometer un responsable político. Por eso, queremos que comparezca inmediatamente para que explique en sede parlamentaria toda la verdad acerca del caso CAG. Pero no sólo el Consejero Alberto Larraz debe dar la cara. También deberían comparecer todas las personas implicadas en este caso: por supuesto, el ex Consejero Delegado de Savia Santiago Coello, y también el responsable de Möbius. Obviamente la fórmula parlamentaria en la que encajarían todas esas comparecencias y que permitiría desvelar la verdad de lo acontecido es la de la comisión de investigación. Soy consciente de las malas fechas en que andamos metidos (en pleno debate presupuestario y con apenas ocho semanas hábiles por delante antes de la convocatoria electoral), pero creo que es preciso hacerlo, para esclarecer los hechos y devolver la dignidad a las Cortes, tras tantos debates huecos sobre Savia y CAG sin que se reconociera la verdad ni se asumieran responsabilidades políticas.


00000000000000