Página principal | Firmas | Domingo Buesa | La desobediencia del Obispo de Lérida

La desobediencia del Obispo de Lérida

Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font

Por Domingo Buesa. Concejal del Ayuntamineto de Zaragoza (PP).

 

 

En junio del 2008 el obispo de Lérida firmó, en la Nunciatura Apostólica de Madrid, el Acuerdo por el que acataba el mandato de entregar los bienes que debía devolver a la diócesis de Barbastro-Monzón. Con ello se quería poner fin a quince años de litigios, en los que los ilerdenses intentaron quedarse con unas obras de arte que no son suyas, incluso incumpliendo las órdenes del Nuncio y el mandato del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica que siempre ordenó su devolución a las parroquias aragonesas.

Hoy, dos años después de ese acuerdo, el obispo de Lérida sigue sin cumplir lo que firmó, sin acatar las órdenes del Vaticano y sin hacer caso del Derecho Canónico que (canon 1.373) establece penalidad para quien induce a los súbditos a desobedecer los mandatos de la Santa Sede. Además, como dice un sacerdote montisonense, “no entra en la lógica que un obispo desobedezca una decisión eclesiástica”, salvo que “tenga motivaciones extraeclesiales”. De esto hablaremos en otro momento, pero hoy es bueno preguntarse si este obispo rebelde y desobediente podrá estar recibiendo al Santo Padre cuando llegue a tierras de España, en el aeropuerto de la ciudad española de Barcelona.

 


00000000000000