Página principal | Firmas | Enrique Cebri | Clara Carnicer

Clara Carnicer

Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font

Hace mucho tiempo que Clara Carnicer dejó de ser una promesa para pasar a consolidarse como una promesa verdaderamente cumplida, como una pintora completa que ha sido capaz de crear un lenguaje y un mundo propios que la definen. La joven pintura aragonesa existe y crece hoy gracias al trabajo original y serio de unos pocos artistas, entre los que esta autora ocupa un lugar principal.
Estamos de enhorabuena porque Carnicer expone de nuevo en Zaragoza. Y estamos doblemente felices porque, con su exposición, nace una nueva galería en la ciudad, la sala “Carolina Rojo” (calle Albareda, 6, esc. dcha., 1ª planta). Estas cosas son siempre motivo de alegría, pero más alegría da –aunque suene a tópico– encontrarse con locos que, con la que está cayendo, apuestan por el arte.
Los cuadros de esta muestra son una reafirmación del estilo inconfundible de Clara Carnicer y, a la vez, un paso hacia la novedad. Carnicer –que es pintora por genética, por actitud y por oficio– puede permitirse lo que otros no lograrían. Sin abandonar su conocido mundo grotesco y expresionista de circos tristes, humanos-animales, rímeles corridos, animales-humanos, melancolía y bailarinas cansadas y desnudas, también se mide en logrados retratos, en temas y formas impresionistas, en atmósferas clausuradas y misteriosas que recuerdan a de Chirico o en habitaciones en las que parece hospedarse Edward Hopper. Y todo ello la hace más Clara Carnicer, más ella misma.
Cambiando sin cambiar, evolucionando sin mentiras, esta pintora que hace mucho tiempo que dejó de ser una promesa se hace más y mejor pintora.
La exposición está abierta hasta el 27 de enero. No se la pierdan.


00000000000000