Freilot

Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font

Una de las críticas recurrentes a los nacionalistas en general y a los aragonesistas en particular es que se "recrean" en la identidad, en la historia, en el pasado. Sin embargo el día a día viene a demostrar que quién apuesta por su territorio quiere lo mejor para él y que pasa del mundo de las ideas a la realidad.

Vean si no esta propuesta presentada en Zaragoza por los aragonesistas en el Ayuntamiento. Se trata de implantar en la ciudad el proyecto Freilot, un sistema electrónico de reserva de plazas de aparcamiento on-line para carga y descarga de mercancías.

Esta iniciativa supondría un reparto más eficaz de mercancías, además de ser más económico y sostenible medioambientalmente con una reducción del 25 por ciento del consumo de combustible con la consiguiente rebaja de emisiones de CO2, al tiempo que habilitaría plazas de aparcamiento para los vecinos.

Se trata de un "proyecto global" que abarca la movilidad sostenible para detallar que pretende evitar los efectos negativos que supone para los transportistas realizar las tareas de carga y descarga, la localización de plazas de aparcamiento para los vecinos y la congestión del tráfico.

El sistema Freilot se ha desarrollado como experiencia piloto en diversos ámbitos en cuatro ciudades europeas, entre ellas Bilbao, donde se han habilitado cuatro zonas que funcionan en horario de 8.00 a 13.30 horas.

El coste es de cuatro millones de euros, de los que la mitad los ha sufragado la Unión Europea, y no supondría coste alguno para el usuario, además de que generaría empleo al apuntar que el proyecto de Bilbao lo ha desarrollado la empresa zaragozana Metrolight, que se ha encargado del sistema horizontal de balizas en las zonas de aparcamiento.

Para acceder a este sistema, el transportista se tiene que registrar en una página web, que se habilitaría al afecto, y realizar la reserva electrónicamente de la cita previa para aparcar entre los horarios disponible.

Cuando llegue a la zona elegida, en la hora seleccionada, encontrará unas luces rojas y tras pasar una tarjeta por un dispositivo cambiarán a color verde. En caso de que no sea la zona elegida o aparque otro vehículo las luces rojas parpadearán y se dará aviso a la Policía Local que tras llegar a la zona procederá como corresponda.

En Bilbao, el tiempo de reserva oscila entre los 30 y los 60 minutos y el proyecto piloto se ha extendido por cuatro calles.

¿Son o no necesarios los aragonesistas para avanzar en un mejor futuro para tod@s?

 


00000000000000