Página principal | Firmas | Lola Ranera | El Seminario, un nuevo modelo de centralidad administrativa.

El Seminario, un nuevo modelo de centralidad administrativa.

Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font

Por Lola Ranera. Concejal PSOE ayuntamiento de Zaragoza.

No descubro nada nuevo si digo que las administraciones públicas se encuentran inmersas en la actualidad en un periodo de reformas profundas, un camino sin retorno a la modernización. Cualquier ciudadano que se relacione mínimamente con ellas lo habrá percibido. Los cambios sociales, económicos y tecnólogicos acontecidos en las dos últimas décadas, han transformado de forma radical el escenario y han puesto sobre la mesa un nuevo orden ante el que la administración no puede mostrarse ajena.
Sería demasiado largo detenerse en pormenorizar los retos a los que nos enfrentamos y un artículo como este no es el espacio idóneo para ello. Sí quiero detenerme, sin embargo, en el proyecto de conversión del edificio Seminario como el gran centro administrativo municipal, porque ningún otro proyecto materializa más fielmente el esfuerzo global de este Ayuntamiento por responder a las demandas y exigencias de la nueva sociedad del siglo XXI.
Supone un paso adelante en la relación con el ciudadano mediante un nuevo modelo de centralidad administrativa, que ahonda en la idea de prestación de servicios integrales, potenciando valores claves de gestión como la eficiencia y la eficacia. Un espacio físico más moderno y racional, más accesible y mejor adaptado tecnológicamente. Pensado para atender más ágil y eficazmente al ciudadano, pero también para ser más eficiente en su funcionamiento interno.
Cualquier cambio genera incomodidades y este no va a resultar una excepción. Pero no tengo duda de que superado este periodo de ajustes, cuando el traslado esté ya concluido y consolidado, a comienzos del 2011, los ciudadanos valorarán satisfactoriamente la decisión del Ayuntamiento. Entre otras cosas, porque supone una apuesta clara por la rentabilidad social y económica, por la optimización de recursos y el fomento de la productividad mediante la simplificación de trámites, la racionalización del gasto y la adecuación de espacios. Beneficios que, con razón, la ciudadanía actual exige a sus administraciones y que la diseminación de servicios existente hasta ahora no contemplaba, produciéndose situaciones de duplicaciones de gastos y personal innecesarias.
Por ello, la conversión definitiva del edificio Seminario como núcleo central administrativo del Ayuntamiento ha de verse como un paso adelante en la política de modernización municipal, ahondando en su esfuerzo por el mantenimiento de la calidad de los servicios y la mejora de los criterios de eficiencia, eficacia y control del gasto.


00000000000000