DIARIO ARAGONESMediodiaJorge Azcón nuevo alcalde de Zaragoza y Sara Fernández vicealcaldesa

Jorge Azcón nuevo alcalde de Zaragoza y Sara Fernández vicealcaldesa

Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font
azcn-ha-dado-su-primer-discur-e1560632618851

La capital aragonesa ya tiene nuevo alcalde para los próximos cuatro años. El candidato del Partido Popular, Jorge Azcón, ha conseguido finalmente el apoyo de los dos concejales de Vox que pendía de un hilo y junto a los seis votos ya pactados con Ciudadanos ha sumado los 16 necesarios para obtener mayoría absoluta. Sara Fernández, la candidata de Cs, será la nueva Vicealcaldesa.

La capital aragonesa ya tiene nuevo alcalde para los próximos cuatro años. El candidato del Partido Popular, Jorge Azcón, ha conseguido finalmente el apoyo de los dos concejales de Vox que pendía de un hilo y junto a los seis votos ya pactados con Ciudadanos ha sumado los 16 necesarios para obtener mayoría absoluta. Sara Fernández, la candidata de Cs, será la nueva Vicealcaldesa. Con estos nombramientos se cierra una etapa de 16 años de gobiernos de izquierdas en la capital aragonesa.

La nueva Corporación municipal está así compuesta por diez concejales del Partido Socialista (Pilar Alegría, Luis Miguel García, Inés Ayala, José María Arnal, Rosa Cihuelo, Horacio Royo, María Ángeles Ortíz, Alfonso Gómez, Lola Ranera e Ignacio Magaña), ocho concejales del PP (Jorge Azcón, María Navarro, Ángel Lorén, Patricia Cavero, Carolina Andreu, Natalia Chueca, Alfonso Mendoza y Paloma Espinosa), seis ediles de Cs (Sara Fernández, Víctor Serrano, Carmen Herrate, Javier Rodrigo, María Fe Antoñanzas y Cristina García), tres concejales de Zaragoza en Común (Pedro Santisteve, Luisa Broto y Alberto Cubero), dos ediles de Vox (Julio Calvo y Carmen Rouco) y otros dos concejales de Podemos (Fernando Rivarés y Amparo Bella).

A las 12.30 horas empezaba el recuento de los votos, Jorge Azcón (PP) ha sumado los 16 votos, Pilar Alegría (PSOE), tres concejales han votado en blanco (todo apunta a que sean los de Zaragoza en Común), y dos ediles han votado a Fernando Rivarés (Podemos).

En el que ha sido su primer discurso como alcalde, Azcón ha asegurado que asume “con ilusión” esta responsabilidad “de llevar a buen puerto ese mandato democrático”. Pero también, ha dicho, “con el deseo y la esperanza de dejar atrás la confrontación que ha protagonizado la pasada legislatura”. Su ambición es “recuperar un modelo de Alcaldía que supere las restricciones partidistas y enfoque la acción de gobierno en la resolución de los problemas reales de nuestros vecinos”.
Como uno de sus primeros objetivos como alcalde, ha indicado, es “restablecer cauces de entendimiento con el Gobierno de Aragón”. Y es que Aragón y Zaragoza, ha explicado, “se necesitan para progresar y los ciudadanos no van a entender que desde la política echemos tierra a esa verdad incuestionable”.

En estos próximos cuatro años, ha destacado Azcón, es “preciso” asentar los pilares de un modelo de desarrollo “ambicioso”. Un modelo, ha explicado, “que garantice el futuro de Zaragoza en el horizonte 2030 como una de las ciudades europeas que destaque por su dinamismo, sus iniciativas socioeconómicas y su capacidad para atraer inversiones y talento”.

Y con esa finalidad ha firmado el pacto de gobernabilidad con Ciudadanos. Un acuerdo de 50 puntos que, con Sara Fernández como vicealcaldesa, “vamos a desarrollar de manera inmediata pensando en los desafíos de las próximas décadas, en el futuro de las siguientes generaciones”, ha avanzado Azcón.

El nuevo alcalde promete “colocar a las personas en el centro de la acción política” y convertir a la familia “en el eje de las políticas sociales, apostando por medidas que favorezcan la conciliación, como un cheque guardería, pero pensando también en nuestros mayores. La soledad no deseada que padecen miles de personas en Zaragoza debe centrar buena parte de nuestros esfuerzos e implicar a todas las instituciones para aumentar los recursos disponibles”.

Del mismo modo, asegura que lucharán “con determinación” contra la pobreza infantil e impulsarán proyectos que fomenten la autonomía las personas con discapacidad. Asimismo, ha avanzado su intención de fomentar la libertad de elección de enseñanza y de combatir la violencia de género, “una lacra que ha acabado con la vida de mil mujeres asesinadas durante los últimos 15 años”.

El segundo de los retos a los que ha hecho referencia tiene que ver con hacer de Zaragoza “una ciudad que funcione, donde las nuevas tecnologías contribuyan a mejorar los servicios públicos y a hacerlos más eficientes”. En este sentido, apuesta por desarrollar planes específicos de mejora para el transporte, limpieza, mantenimiento de zonas verdes, poda de árboles y recogida de basuras. Las nuevas tecnologías, ha dicho, serán también “una herramienta fundamental”.

También ha prometido restituir la Unidad de Apoyo Operativo de la Policía Local de Zaragoza (la
UAPO) “a la mayor brevedad posible”. A partir de hoy, ha dicho, “los agentes de este Cuerpo pueden estar seguros de que contarán con el apoyo de su alcalde”. “Desempeñan su trabajo con
dedicación y profesionalidad y haré lo que esté en mi mano para que lo hagan en las mejores condiciones de seguridad”, ha manifestado.

Azcón también ha avanzado medidas en la línea del respeto medioambiental y ha anunciado un nuevo Plan de Vivienda con colaboración público-privada que apueste por la rehabilitación, políticas para fomentar el talento, inversión y la creación de empleo. “Quiero una Zaragoza de la que sentirnos orgullosos”, ha expresado Azcón, “una ciudad universal, que presuma de su identidad, su cultura y su patrimonio y que proyecte su marca a España y Europa”.

Y por último, el sexto desafío, es hacer de Zaragoza una ciudad ejemplar desde el punto de vista de la regeneración democrática. “Debemos alejarnos de la crispación que ha sido la norma durante estos últimos años en el Ayuntamiento y apostar por un gobierno transparente”, ha manifestado el alcalde.

Azcón ha expresado su “gran anhelo como alcalde”, que no es otro, ha dicho, que ofrecer a sus convecinos las dos cosas que cree que Zaragoza necesita para aprovechar su enorme talento y que son “un modelo de ciudad innovador y con proyección de futuro y un Gobierno sensato, eficaz y dinámico, con liderazgo e iniciativa suficiente para llevarlo a cabo en beneficio del conjunto de la sociedad”. Azcón quiere contribuir a hacer de Zaragoza “un lugar mejor en el mundo” y aunque reconoce ser consciente de la dificultad del reto, lo afronta “sin fórmulas mágicas, pleno de ilusión y ganas y con la referencia fundamental de trabajo, coherencia y compromiso”.

Azcón ha concluido su discurso recordando el lema que le enseñó el exalcalde de Zaragoza, ya fallecido, Pepe Atarés: “Por encima de todo, Zaragoza”.

Compartir en:

Y ADEMAS ...