DIARIO ARAGONESMediodiaCae la producción de ovino en Aragón pese a los buenos datos agrarios de 2018

Cae la producción de ovino en Aragón pese a los buenos datos agrarios de 2018

Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font
los-miembros-de-la-nueva-comis

El sector ovino en Aragón es “la oveja negra” en el balance del sector agrario de 2018 que ha presentado UAGA. El retroceso del consumo de cordero es directamente responsable de la bajada en el número de explotaciones. Por contra, el campo ha mejorado la producción pese a la climatología adversa de este año.

Zaragoza.- No ha sido un buen año para el ovino en Aragón. Al menos eso es lo que se desprende del último balance agrario que ha presentado hoy el nuevo comité ejecutivo de UAGA. El recientemente nombrado secretario general de la organización, José María Alcubierre, matiza que gran parte del problema deriva de los hábitos de consumo que se han extendido entre los jóvenes: “La gente joven va a consumos inmediatos, plancha y precocinados, y ese consumo elaborado que conlleva el sector ovino se está derivando a las celebraciones y al canal Horeca, es decir, restaurantes”. De hecho, el número de cabezas de ovino en la Comunidad se ha reducido en 20.000.

Con todo, el balance general es positivo y sitúa la producción final agraria en 3.800 millones de euros, lo que supone “un aumento de casi el 2% respecto al año anterior”. Y además – concreta Alcubierre – hay que tener en cuenta que el 61% de la cifra proviene de la ganadería, fundamentalmente del porcino.

Por otro lado, el campo sigue creando y manteniendo el empleo. El año pasado se registró récord de contrataciones y este año se ha llegado casi a los 15.000 contratos de media al mes, lo que supone un incremento del 0.3%. “Pero no solo mejoramos el empleo sino la calidad de ese empleo”, añade el secretario general, ya que donde se está creando es “en territorios donde no hay industrias ni prácticamente servicios, que es el medio rural”.

RÉCORD EN SINIESTRALIDAD

El año ha sido complicado a nivel meteorológico. Los nuevos miembros de la ejecutiva de UAGA señalan que las heladas y el pedrisco hicieron perder parte de la producción, sobre todo, de fruta. Tras un invierno seco y con temperaturas suaves, los agricultores se vieron sorprendidos por abundantes precipitaciones a partir de abril “que salvaron una cosecha que en gran parte de Aragón ya se daba por perdida”, indican.

El índice de siniestralidad se situó en 228.000 hectáreas y las indemnizaciones rondaron los 90 millones de euros, “una cifra récord en Aragón”, que fueron a parar fundamentalmente a producciones hortofrutícolas.

AUMENTO DE COSTES

Pero mientras el sector agrícola ha visto incrementada su renta en un 11,31%, la subida de los costes de producción sigue perjudicando al campo. “No podemos controlar el aumento de los insumos”, se queja el miembro de la comisión ejecutiva por Zaragoza Francisco Ponce, y esto a pesar de las tractoradas y de “habernos pegado un año entero trabajando en el Ministerio. Al final no hay propuestas y la Administración no va a hacer nada”.

Tendrán que seguir lidiando, pues, con precios altos de fertilizantes, abonos y gasóleo, entre otros. A esto hay que sumar las dificultades a las que se enfrentan para vender su producto en el exterior. Aseguran que el veto ruso les sigue haciendo daño y les es complicado encontrar nuevos mercados.

PAC

UAGA apuesta por que el campo aragonés se rija por un modelo productivo “social y profesional” donde “los hombres y mujeres del mundo rural puedan vivir dignamente de sus explotaciones”. Para ello, están dispuestos a romper con el sistema de derechos históricos “que muchas veces enfrenta territorios y personas y que tiene coartada la tierra de Aragón para futuras incorporaciones”.

Asimismo manifiestan su deseo de que los aragoneses consuman bienes de la tierra, ya que, muchas veces, los productos importados de terceros países y mal etiquetados les quieta mercado.

Compartir en:

Y ADEMAS ...