DIARIO ARAGONESMediodiaEl 30% de los extranjeros atendidos por Cáritas en 2018 estaban en situación irregular

El 30% de los extranjeros atendidos por Cáritas en 2018 estaban en situación irregular

Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font
pilar-carrasquer-ha-contado-su

El compromiso con los excluidos, a lo largo de 2018, ha llevado a Cáritas Diocesana de Zaragoza a acompañar a 3.727 familias, lo que supone un total de 8.793 personas. Unas cifras muy similares a las del ejercicio de 2017 siendo 3.712 las personas atendidas ese año.

El compromiso con los excluidos, a lo largo de 2018, ha llevado a Cáritas Diocesana de Zaragoza a acompañar a 3.727 familias, lo que supone un total de 8.793 personas. Unas cifras muy similares a las del ejercicio de 2017 siendo 3.712 las personas atendidas ese año.

El director de Cáritas Diocesana de Zaragoza, Carlos Gómez, y la secretaria general, Cristina García, han querido destacar que la nacionalidad de las personas que acudían a Cáritas estaba muy equilibrada entre los nacidos en España, un 45,6% del total, y las personas extranjeras que suponen un 48% del total.

“Así que no podemos quedarnos con el titular de que la pobreza está causada por los inmigrantes”, asegura García. Aunque la secretaria subraya que “sí que es cierto que los porcentajes de hogares nuevos tienen un porcentaje mayor de personas extranjeras en estos momentos”.

Sin embargo, uno de las cuestiones que más preocupa a Cáritas es que el 30% de extranjeros que pidió ayuda en 2018 estaba en situación de irregularidad, siendo un 10% más que el porcentaje registrado en 2017.

“Según los datos del 2018, de las personas no nacidas en España, el mayor porcentaje atendido sigue procediendo de Marruecos pero seguido de Nicaragua, Rumanía, Colombia, Venezuela, Guinea, Argelia y Ecuador, en ese orden”, indica la secretaria general.

Asimismo, la precariedad de la vivienda es también uno de los objetivos principales de Cáritas, pues el 40% de las familias atendidas, residían en viviendas alquiladas y un elevado 17,4% en habitaciones o viviendas realquiladas, lo que supone un 7,2% más que el año pasado y pone de manifiesto la alarmante precarización de la vivienda y por tanto de la calidad de vida de las personas.

Un monto que, en 2018, asciende a 1.214.534,75 euros, canalizados en 9.809 ayudas directas a familias para atender necesidades básicas como la dignidad e integridad, con más de la mitad de la inversión, un 51,4%; la vivienda digna, a la que se destinó un 35,8%; la salud universal, con 5,4% de inversión; la educación con un 2,7% o el empleo un 2,8%.

Desde Cáritas han denunciado también la precariedad laboral que no garantiza una situación de estabilidad familiar. “Hay un porcentaje de personas a las que atendemos que están trabajando y, aun así, no pueden cubrir sus necesidades básicas”, indica García. Por su parte, Gómez subraya que existe un perfil de personas que acuden a su entidad y que “por sus circunstancias, difícilmente van a encontrar un empleo”.

Gómez y García han destacado el acompañamiento personal y cercano de Cáritas basado en la escucha, en la orientación y en estar junto al otro. Subrayan que “este acompañamiento no se puede traducir en datos pero es el primer paso para conocer las necesidades de cada persona que se acerca a Cáritas y ofrecer el apoyo más adecuado a su situación”.

Con su labor y bajo el lema “Pon en marcha tu compromiso para mejorar el mundo”, Cáritas reivindica una mayor concienciación por parte de la sociedad a fin de dar una solución a “la precariedad y la dificultad de las personas que acompaña”.

Asimismo, aplaude la labor del voluntariado que asciende a 1.040 personas y agradece la aportación de sus 6.653 socios que son 128 más que el año anterior.

“Como conclusión, podríamos decir que estamos viviendo en nuestro entorno situaciones de pobreza no solo económica sino también humana y personal, pero que frente a esta pobreza y exclusión hay una fuerte respuesta solidaria que es importante reconocer”, concluye Gómez.

En representación de esta labor de voluntariado, Pilar Carrasquer, voluntaria desde hace diez años y socia de la entidad, ha explicado su experiencia con Cáritas, ensalzando la labor que se realiza en muy diversos ámbitos de la sociedad y animando a la ciudadanía a unirse a un proyecto “en el que siempre recibes más de lo que das”.

La celebración del Día de la Caridad incluye una eucaristía el jueves, 20 de junio, a las 19.30 horas, en la parroquia de la Magdalena.

Compartir en:

Y ADEMAS ...