DIARIO ARAGONESMediodiaEl Ayuntamiento agradece la “valentía y generosidad” de los dos ciudadanos que se lanzaron al Ebro para socorrer a una joven

El Ayuntamiento agradece la "valentía y generosidad" de los dos ciudadanos que se lanzaron al Ebro para socorrer a una joven

Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font
pablo-ciria-y-a-miguel-ngel-c

El alcalde Pedro Santisteve y la concejal delegada de Policía Local, Elena Giner, han recibido a Pablo Ciria y a Miguel Ángel Cendrero, las dos personas que el pasado 22 de septiembre se lanzaron también al río junto al agente de la Policía municipal David López para rescatar a la joven que estaba en el Ebro.

Zaragoza.- El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, y la consejera municipal de Participación Ciudadana, Transparencia, Gobierno Abierto y Policía Local, Elena Giner, han recibido a Pablo Ciria y a Miguel Ángel Cendrero, las dos personas que, el pasado día 22 de septiembre, se lanzaron también al río junto al agente de la Policía municipal David López para rescatar a la joven que estaba en el Ebro.

La semana pasada fue también felicitado este agente, y fue en ese encuentro cuando se tuvo noticia de que otras dos personas también se la jugaron en este salvamento, así como sus datos para poderles localizar. El Ayuntamiento ha querido, así, felicitar y agradecer a estos ciudadanos “su valentía y su generosidad”.

El pasado sábado, 22 de septiembre, a última hora de la tarde, se recibió el aviso de que había una persona dentro del río a la altura del Puente del Tercer Milenio. David López y su compañero, adscritos a la zona de Delicias y La Almozara, acudieron a la llamada. Efectivamente, pudieron comprobar que había una persona en el agua y en evidente situación de peligro. En esa zona del río hay al menos dos pozos de siete y ocho metros de profundidad, y el agua, con mucha corriente, cubre en prácticamente todo el cauce.

El agente, que había hecho hace unos años un curso de socorrismo y que es aficionado a la natación, valoró la gravedad de la situación y no dudó en lanzarse al rescate de la joven, despojándose antes de su uniforme. Lo hizo acompañado de estos dos ciudadanos, Pablo Ciria y Miguel Ángel Cendrero.

Mientras tanto, su compañero de patrulla coordinó desde la orilla la llegada de los Bomberos y de otros efectivos de ayuda. La historia tuvo final feliz, ya que la joven pudo ser rescatada “gracias a la valerosa y arriesgada intervención de David, Pablo y Miguel Ángel”, han resaltado fuentes municipales.

Más noticias

Compartir en:

Y ADEMAS ...