DIARIO ARAGONESMediodiaLa CHE adjudica un estudio sobre la evolución de las aguas subterráneas en varias comarcas

La CHE adjudica un estudio sobre la evolución de las aguas subterráneas en varias comarcas

Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font

La Confederación Hidrográfica del Ebro, adscrita al Ministerio para la Transición Ecológica (Miteco), ha adjudicado la realización de un estudio sobre la evolución de niveles piezométricos en las masas de agua subterráneas de las comarcas de Campo de Cariñena y Valdejalón (Zaragoza).

La Confederación Hidrográfica del Ebro, adscrita al Ministerio para la Transición Ecológica (Miteco), ha adjudicado la realización de un estudio sobre la evolución de niveles piezométricos en las masas de agua subterráneas de las comarcas de Campo de Cariñena y Valdejalón (Zaragoza).

Su objetivo es conocer el comportamiento de los acuíferos de esta zona, intensamente explotados desde inicios de los años 80, especialmente el efecto de las extracciones, clave para asumir decisiones en la gestión hidráulica y elaborar normas de explotación de las aguas subterráneas.

También permitirá detectar posibles desequilibrios o la respuesta a periodos de sequía o recarga del acuífero y cumplir con los objetivos de la Directiva Marco del Agua, respecto al control y seguimiento de los recursos en las aguas subterráneas y por extensión, el de toda la Cuenca.

Los trabajos cuentan con un presupuesto de 18.142 euros y los realizará la empresa Estudios, Sondeos y Proyectos Bueno, S.L.

La zona a estudiar a través de los datos registrados por la red oficial de piezómetros, coincide con la extensión de las masas de agua subterránea Campo de Cariñena, Pliocuaternario de Alfamén y Mioceno de Alfamén, entre los ríos Huerva y Jalón.

La red piezométrica oficial de la Confederación Hidrográfica del Ebro está integrada en total por 327 puntos donde se mide el nivel de la capa freática. Controlada por medios propios, da plena cobertura para todas las masas de agua subterránea definidas en la cuenca del Ebro y presenta una mayor densidad de piezómetros en ciertas áreas con explotación significativa o con limitaciones al aumento de las extracciones, como es el caso del Campo de Cariñena, Campo de Belchite o Gallocanta).

Este programa de control cuantitativo de niveles se completa con una red de control foronómico, en 54 puntos de descargas significativas de aguas subterráneas.

Compartir en:

Y ADEMAS ...