DIARIO ARAGONESMediodiaResuelta la convocatoria de ayudas a la rehabilitación de la que se beneficiarán 5.981 viviendas

Resuelta la convocatoria de ayudas a la rehabilitación de la que se beneficiarán 5.981 viviendas

Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font
las-reformas-de-viviendas-han

El departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda ha resuelto la convocatoria de ayudas a la rehabilitación, cofinanciada con el Ministerio de Fomento a través del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 y con un importe total de 14.211.107,02 euros y que servirá para atender el 100% de los expedientes que cumplen los requisitos, en total 1051. En esta convocatoria se ha aumentado en 4 millones el dinero destinado a este tipo de ayudas.

Se concede ayuda a un total de 5.981 viviendas, de las cuales 305 son unifamiliares, 49 son actuaciones de accesibilidad en pisos para personas con discapacidad o mayores de 65 años, y 5.627 son ayudas a viviendas situadas en 352 edificios de tipo residencial colectivo; de estas últimas, además, 345 viviendas tienen una ayuda complementaria por las circunstancias desfavorables de sus propietarios. Destaca especialmente en las provincias de Huesca y Teruel el mayor número de solicitudes para viviendas unifamiliares, con un 38 % y un 47 % respectivamente.

Se trata de un incremento de beneficiarios muy importante ya que, en la convocatoria anterior, se beneficiaron un total de 1.663 viviendas frente a las 5.981 actuales. Las causas están en el incremento del presupuesto pero, especialmente, en el aumento de las líneas de actuación que incluyen los pisos y las viviendas unifamiliares, más tiempo de información de la convocatoria, más difusión y explicación por todo el territorio, mayor tiempo para presentar solicitudes, adecuación del tipo de ayudas a las necesidades de rehabilitación de viviendas en nuestra comunidad Autónoma.

En comunidades de propietarios, la inmensa mayoría de las ayudas se refieren a obras de accesibilidad y llegan a las 456. Especialmente en Zaragoza, con un 95 % de las ayudas; en Huesca son el 86 % y en Teruel el 74 %. Refleja tanto la gran necesidad de hacer accesibles nuestros edificios de viviendas, como la concienciación de los vecinos y su decisión de acometer las obras.

El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, ha destacado que las ayudas a la rehabilitación “son básicas porque permiten que muchas unidades de convivencia y comunidades de vecinos se puedan plantear la mejorar de la eficiencia energética de sus viviendas o algo tan fundamental como garantizar la accesibilidad dentro de sus casas”. Además, estas ayudas sirven para reducir el consumo energético, mejorar los edificios en las zonas consolidadas de los municipios, crear empleo en el sector de la construcción y garantizar condiciones de accesibilidad para todas las personas.

La convocatoria de las ayudas a la rehabilitación, se publicó en agosto de 2018 y subvenciona obras de 2018 y 2019, se dividió en tres líneas diferentes: la línea 1 para viviendas unifamiliares, la línea 2 para pisos y la línea 3 para edificios residenciales colectivos. En todas las líneas se habilita una cantidad complementaria para ayudar, con hasta un 20% más de subvención, a aquellas unidades familiares en situación de vulnerabilidad o con bajos ingresos que puedan verse en dificultades para pagar la derrama correspondiente en las obras de la comunidad de vecinos, o en viviendas unifamiliares o pisos en que, de otra forma, no podrían acometer estas obras.

José Luis Soro, ha recordado que “reclamamos al Ministerio de Fomento que se pudiesen incluir las viviendas unifamiliares en el Plan Estatal de Vivienda ya que es la tipología de vivienda más habitual en Aragón y en el medio rural”. Soro ha señalado que “era necesario poder incluir este tipo de viviendas en las convocatorias y el resultado positivo ha sido muy claro”. En la resolución de las ayudas de 2017 se beneficiaron un total de 170 expedientes, todos ellos referidos a edificios residenciales colectivos, “el número de expedientes beneficiarios en 2018-2019 es de 1051 y, en casos como la provincia de Teruel, contamos con más expedientes en viviendas unifamiliares que de comunidades de vecinos”.

Por su parte, la directora general de Vivienda y Rehabilitación, Mayte Andreu, ha destacado su satisfacción por el incremento de ayudas concedidas ya que “hemos logrado generar unas convocatorias que se ajustan a las necesidades de la ciudadanía”. Entre los factores que han servido para aumentar las cifras de solicitudes destaca: la creación de las tres líneas que abarcan a más población, una labor didáctica a través de charlas para informar sobre las mismas y los trámites necesarios y el aumento del presupuesto para las ayudas.

Mayte Andreu ha destacado también que, en los criterios de valoración de las solicitudes se han introducido novedades que sirven para adaptar las ayudas a la realidad de Aragón y para favorecer a aquellas viviendas que tienen rentas más bajas. “Tenemos en cuenta los núcleos de población más pequeños para favorecer la mejora de vivienda en el medio rural; la antigüedad del edificio; que en las unidades de convivencia existan personas mayores de 65 años, personas con discapacidad o rentas bajas o que se trate de edificios catalogados” ha explicado Mayte Andreu quien ha señalado que “las ayudas pueden llegar a los 8.000 euros en casos de accesibilidad, también 8.000 € en obras de rehabilitación energética en comunidades de propietarios, y hasta los 12.000 euros si contemplan obras de eficiencia energética en viviendas unifamiliares, en las que este tipo de obras tiene un coste mayor”.

Desde el Gobierno de Aragón se realiza toda la tramitación y resolución de las ayudas, se definen las características de las convocatorias y se financia el 30% de las ayudas. En el caso de Aragón y debido a la alta demanda, se destinaron hasta tres millones de euros más de fondos propios atender todas las solicitudes.

En estos momentos se trabaja ya en la convocatoria de ayudas para 2020 – 2021 con una dotación de 9 millones de euros “que podría aumentar en función de la necesidad y la existencia de dotación presupuestaria adicional con fondos del Gobierno de Aragón”. El objetivo es poder lanzar la convocatoria de manera anticipada para que se pueda resolver en 2020.

Compartir en:

Y ADEMAS ...