DIARIO ARAGONESMediodiaAragón es la tercera Comunidad con mayor mortalidad cardiovascular

Aragón es la tercera Comunidad con mayor mortalidad cardiovascular

Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font
gente2_448458800-8

 En 2015 Aragón ha vuelto a incrementar la tasa de mortalidad cardiovascular en más de un punto respecto al año anterior (31,61%), lo que ha supuesto una escalada de cinco puestos, situándose como la tercera Comunidad Autónoma con más fallecimientos por esta causa. 

Los hombres aragoneses son los que más mueren por enfermedad cardiovascular, solo por detrás de los andaluces. Y la tasa de fallecimientos en mujeres de Aragón está dos puntos por encima de la nacional (34,74% frente a 32,37%). Son datos revelados por la Sociedad Española de Cardiología a raíz del informe publicado hace unos días por el Instituto Nacional de Estadística.

A nivel nacional, aunque en 2015 ha habido un repunte en el número de fallecimientos por todas las causas, analizando la tasa de mortalidad, las enfermedades cardiovasculares mantienen su tendencia la baja de los últimos años. Mientras que en 2005 el 32,76% de las muertes eran producidas por una enfermedad cardiovascular, en 2015 es el 29,39%. “Aun así siguen siendo la primera causa de muerte, por delante del cáncer y de las enfermedades respiratorias”, ha recordado el Dr. Carlos Macaya, presidente de la Fundación Española del Corazón.

Por sexos, 10.000 mujeres murieron más al año por alguna enfermedad relacionada con el corazón. La más mortal entre ellas es el accidente cerebrovascular (16.357), que causa hasta 4.000 fallecimientos más que entre los hombres.

Aunque en hombres el accidente cerebrovascular (12.077) también es la que más mortalidad causa, tras el cáncer de bronquios y pulmón (7.239), el infarto (9.423) provoca hasta 3.000 muertes más que entre las mujeres.

Por Comunidades Autónomas, las que tienen la tasa de mortalidad más alta es Andalucía (32,67%), Asturias (32,38%) y Aragón (31,61); mientras que Madrid (25,86%) Navarra (26,37%) y País Vasco (26,92%) son las que menos. 

DÍA EUROPEO DE PREVENCIÓN

Este martes se conmemora el Día Europeo de la Prevención del Riesgo Cardiovascular y la Fundación Española del Corazón (FEC) quiere centrar su atención en la necesidad de mejorar el manejo de la hipertensión arterial, una patología que sufre el 42,6% de la población española, si bien el 37,4% está sin diagnosticar, según el estudio Di@bet.es publicado en Revista Española de Cardiología (REC). 

Y es que, según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y que hacen referencia a las causas de mortalidad de 2015, las enfermedades hipertensivas han doblado el número de fallecimientos en la última década. “Mientras que en 2005 la hipertensión provocaba 6.661 fallecimientos, en 2015 ya es la causante de 12.674”, informa el Dr. Macaya, y avisa, “recordemos además que la hipertensión es factor de riesgo de otras enfermedades cardiovasculares como el infarto y el ictus, por lo que seguramente es causante de muchas más defunciones”.

La hipertensión arterial supone una mayor resistencia para el corazón a la hora de ejercer presión sobre las arterias para que éstas conduzcan la sangre a los órganos del cuerpo. Por tanto, el corazón aumenta su masa muscular (hipertrofia ventricular izquierda) para hacer frente a ese sobreesfuerzo, lo que puede desembocar en insuficiencia coronaria y angina de pecho. Además, el músculo cardiaco se vuelve más irritable y se producen más arritmias. La hipertensión también propicia la arterioesclerosis (acumulación de colesterol en las arterias) y fenómenos de trombosis (pueden producir infarto de miocardio o infarto cerebral). Por ello, es fundamental mantener los niveles de HTA bien controlados, manteniendo los niveles de máximos de presión arterial sistólica (máxima) entre 120-129 mmHg, y las de diastólica (mínima) entre 80 y 84 mmHg. 

“Ante estas cifras, prevenir y tratar la hipertensión es primordial en nuestro país. La reducción de la sal añadida en nuestros alimentos debe ser una prioridad para nuestros políticos e industria alimentaria; pero no solo de ellos; retirar el salero de nuestra mesa es una medida que podemos, y debemos, realizar cada uno de nosotros en nuestro día a día”, ha aconsejado el doctor Macaya. Además, es fundamental la adherencia al tratamiento de los pacientes que tienen la hipertensión arterial establecida y necesitan terapia adecuada para ello.

Más noticias

Compartir en:

Y ADEMAS ...