DIARIO ARAGONESSin categoríaAutocrítica

Autocrítica

Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font

Una de las profesiones más corporativa es la de los que se dedican, nos dedicamos a analizar, informar , opinar sobre la realidad política del día a día. Nos cuesta hacer una autocrítica seria, pero vamos a intentar ser pioneros, ir contracorriente. Lo hacemos porque tuvimos oportunidad de seguir el último pleno municipal del Ayuntamiento de Zaragoza, hoy hablaremos solo de la capital aragonesa como “pequeño homenaje” a este día festivo de la “cincomarzada.

Hubo toda una serie de mociones, de diversos temas, presentadas por los distintos grupos políticos con representación en el ayuntamiento. 
Entre ellas una muy interesante de los nacionalistas aragoneses que proponían una decidida política de acción pública para crear aparcamientos que podría crear empleo, tan necesario en estos momentos, además de mejorar la calidad de vida en los barrios. Fue aprobada, pero la noticia del día siguiente en los medios escritos fue la del famoso “crucifijo” de Belloch, otra propuesta de los aragonesistas. Un tema que se tendría que haber resuelto definitivamente hace tiempo, no por ser anticatólicos, sino por respetar la laicidad del Estado, donde todos deben verse respetados.

Nuevamente han caído, hemos caido, en darle más importancia, si eso lo medimos por centímetros cuadrados de periódico, a lo que no es más que lo que tendría que ser lo normal: el sentido común, que decía el portavoz nacionalista y , por contra, hemos “ahogado” el tema
importante: las medidas concretas para crear empleo e impulsar la mejora en los barrios.

El efecto “colateral” es que las redacciones se han visto llenas de cartas de lectores diciendo aquello tan consabido de “con la que está cayendo” y estos se preocupan del crucifijo. Sí, de hacer respetar la laicidad pero también se ocupan los nacionalistas aragonesas de crear empleo, mejorando la circulación en los barrios como quedó demostrado , en el mismo pleno.

Hagamos autocrítica periodística y no “matemos” , en este caso, no a los periodistas, sino al político porque no tenemos razones objetivas para hacerlo: cumplieron con su programa en el tema de laicidad y también en lo más demandado ahora por la sociedad: medidas para crear empleo, como proponen los únicos aragonesistas que están en el Ayuntamiento de Zaragoza y habrá que reconocerselo.

Compartir en:
Compartir en :

Etiquetado como:

No hay tags para este articulo

Valora este articulo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Y ADEMAS ...