DIARIO ARAGONESEspecialesCanal culturaSin música, la vida sería un error

Sin música, la vida sería un error

Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font
jorge_morgan_930896297

 

“Sin música, la vida sería un error”, escribía Nietzsche.

Pues bien, Diario Aragonés no ha caído en ese error, ya que ha abierto un hilo cultural, donde evidentemente, la música estará presente. Escribir crónicas, artículos de opinión, críticas de discos, en este periódico digital, con visos de convertirse en referente de la información aragonesa, es un verdadero placer. Supongo que compartiré esta sección con otros amigos, agitadores de otras escenas culturales como pueden ser danza, teatro, literatura o poesía (entre otras disciplinas).

Sobra decir que Aragón, es cuna de importantes creadores musicales que han llevado el nombre de Aragón, y principalmente de Zaragoza por toda España, Europa y América. No debemos olvidar a embajadores de nuestra tierra como Héroes del Silencio, Amaral, Distrito 14, Violadores del Verso o Mestizos entre otros.

Pero para que estos artistas llegasen a ser grupos punteros tuvieron que empezar desde abajo, tocando en salas pequeñas de nuestra región, en fiestas de pueblos (en peñas o en escenarios) no les importaba, lo importante era salir hacia delante. Estos eventos vamos a intentar que no pasen desapercibidos y tengan aquí su hueco, les vamos a dar la importancia que merecen.

Actualmente tenemos una cantera de artistas que pueden llegar incluso más lejos que los anteriormente citados; me vienen nombres como Tachenko (grupo ya referente y consagrado en el panorama pop nacional), Mister Hyde y El vicio del duende (ambos incluidos en la reciente gira GPS, que les llevarán a actuar por toda España), el cantautor Juako Malavirgen, los roqueros Decalles, o los hilarantes Gandules, entre otros.

Pero un problema que preocupa y mucho, es la falta de público que acude a los conciertos, que puede estar ligado a una falta de “cultura musical”; es triste conversar con compañeros de trabajo, de clase, que no saben quiénes son los Beatles, los Rolling Stones, Héroes del Silencio (“ah, sí el grupo ese raro que escuchaba mi hermano mayor”). Ingrato favor es el que han hecho las radio-fórmulas plagadas de música de usar y tirar.

En nuestras salas actúan grupos locales con una proyección meteórica, pero muchos de ellos se desilusionan, abandonan el barco antes de tiempo al ver que el público, como siempre falla, no acude a los conciertos. Tan sólo se ven apoyados por los de siempre, amigos, familiares, que en muchas de las ocasiones van simplemente para hacer bulto. La decepción se apodera de muchas bandas, ven que su trabajo durante horas en el local no ha servido para nada, que sienten que están perdiendo el tiempo.

 

Sin embargo, no quiero que este primer artículo sea pesimista; Zaragoza cuanta con salas con una programación mensual más que destacable, cada vez mejor equipadas, que traen (o al menos lo intentan) a lo más puntero del panorama nacional e internacional. Ciertamente, a veces, los grupos locales tienen problemas para poder acceder a alguna de estas salas, pero ello se suple con las facilidades que ponen otras, digamos, que en cierta forma el asunto en cuestión de salas está compensada. Además cada recino está especializado en cada sector musical, quizá ahora los más punk-rockeros echen en falta la Devizio, que desde estas líneas pido que se finiquiten los asuntos administrativos y burocráticos que hace que permanezca cerrada y podamos volver a disfrutar de los conciertos que programa esta sala. Mención aparte merece el esfuerzo titánico de Interpeñas por incluir un concierto diario durante las fiestas del Pilar, en su carpa, de grupos aragoneses, o qué decir del Periferias de Huesca, con programación cada vez más atractiva, lo que conlleva el aumento paulatino de público, o las intentonas de algún pueblo cercano a Zaragoza, como Ateca y su “Noche sin Techo”, donde durante un fin de semana se junta lo más variopinto de la música, del cine, de la pintura, de la escultura y de la poesía aragonesa.

De todas estas cosas y de muchas más relacionadas con el mundo de la música espero hablar en este periplo de colaboración que comienza en Diario Aragonés.

 

Más noticias

Compartir en:

Y ADEMAS ...