DIARIO ARAGONESMediodiaEl CDAN de Huesca impulsa iniciativas como exposiciones temporales y visitas guiadas los domingos para recuperar visitantes

El CDAN de Huesca impulsa iniciativas como exposiciones temporales y visitas guiadas los domingos para recuperar visitantes

Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font
cdan_915743516

Una pareja recorre las salas del Centro de Arte y Naturaleza de Huesca (CDAN). Es domingo por la mañana y a las 12.30 horas está fijada la visita guiada del día. Pero ellos no lo sabían. “Hemos venido casi por casualidad, dando un paseo que nos ha traído hasta aquí”, señala Juan Pueyo. A la hora convenida no aparece nadie. Es el segundo fin de semana en el que se lleva a cabo esta actividad y el domingo pasado aparecieron seis personas. El CDAN, que atesora el Legado Beulas, lucha por salir del anonimato con iniciativas como esta y nuevas colecciones. Pero el número de visitantes desciende año a año, mes a mes.

Tras el notable impulso inicial, este espacio está sufriendo el descenso continuo de su aceptación entre los oscenses. El año 2016 se cerró con 3.112 asistentes, la cifra más baja de entre las registradas en estos once primeros años de actividad. En 2012 habían acudido 3.733. Entre enero y mayo de 2006 lo hicieron más de 15.000 personas. Hasta 2011 pasaron por él y también por los espacios repartidos en la provincia 131.000. Números que se hallan muy lejos de los actuales.

Así, en enero de 2016 se contabilizaron 663 visitantes; en enero de 2017, 81. La semana pasada disfrutaron de sus exposiciones 21 aficionados. La anterior, 26. Otro de los espacios culturales de la capital, el Museo de Huesca, recibe unos 40.000 al año. Con este balance en la mano el CDAN, dirigido desde el año pasado por Juan Guardiola, ha apostado por abrirse más a los oscenses. De momento, con resultados discretos. “El objetivo es revitalizar el centro, que desde su génesis ha tenido la intención de seguir en continuo diálogo con la ciudad y el público”, expresa el guía Jesús Herranz.

Este espacio se inauguró el 27 de enero de 2006 y contó con un fuerte respaldo del Gobierno de Aragón y la Diputación Provincial de Huesca para ponerlo en marcha y convertirlo en un referente del arte contemporáneo español. Con un edificio diseñado por el arquitecto Rafael Moneo, se aprovechó un terreno cedido por el propio José Beulas, artista y coleccionista de arte que a sus 95 años vive en una finca anexa que contiene su estudio de trabajo. A menudo acude al CDAN a darse una vuelta acompañado por su esposa. Su última visita fue el sábado.

Hasta hoy mismo se han mostrado exposiciones temporales. La más relevante, una procedente del Museo Reina Sofía de Madrid con los archivos, documentación y vídeos del chileno Colectivo de Acciones de Arte, que de esta manera luchó contra la dictadura de Pinochet. La Universidad de Barcelona ha prestado al CDAN el que se considera primer atlas de la historia y que data del siglo XVI. Asimismo, se ha contado con dos obras audiovisuales de Virginia Villaplana, Yervant Gianikian y Angela Ricci Lucchi, estudios antropológicos que demuestran que el imperialismo y el colonialismo eran una forma de dominación de aquellos pueblos que no entraron en contacto con la globalización. Mañana ya no estarán.

Lo que sí puede seguirse, hasta el 12 de marzo, es el denominado Index Beulas. Esta muestra reúne 60 piezas entre óleos, esculturas, dibujos, grabados, libros y vídeos que van del siglo XV hasta hoy. El CDAN las ha agrupado en diez categorías denominadas Figura, Gitano-na, Campo, Goay, Paisaje, Cruz, Tauromaquia, Primitivo, Abstracción y Religión. Cuando termine se inaugurará el nuevo proyecto, que irá en relación con Index Beulas y los fondos del CDAN y se extraerán otros diferentes a los actuales. “Sí que estamos un poquito olvidados”, reconoce Herranz. “Pienso también que con estas pequeñas iniciativas y la ayuda de las instituciones se volverá a dar a conocer. La gente vendrá cuando vea que hay nuevas obras”, añade.

Los motivos de este “olvido” se vinculan, sobre todo, “a que está un poco alejado de la ciudad”, todavía en la Avenida Doctor Artero pero ya superado el ramal de salida a la autovía y en dirección a Pamplona por la N-240. Herranz recuerda que “caminando no cuesta tanto llegar y además hay un buen servicio de transporte urbano”. También se juzga que el arte contemporáneo no llega a tanta gente como otras manifestaciones artísticas. El pasado domingo el CDAN compitió con el Huesca de fútbol. “Por supuesto que está infrautilizado y olvidado. Es un espacio que está muy bien y del que se podría sacar bastante más provecho”, juzga Juan Pueyo.

Más noticias

Compartir en:

Y ADEMAS ...