9.2 C
Zaragoza
jueves, diciembre 1, 2022
escucha onlinespot_img

Alfonso Peña, Presidente Cámara de Cuentas: “es el momento de corregir el problema endémico del déficit estructural en las cuentas públicas de la Comunidad»

Más noticias

El presidente de la Cámara de Cuentas, Alfonso Peña, ha comparecido esta mañana en la Ponencia de este órgano auditor en las Cortes de Aragón para dar a conocer el informe especial elaborado para analizar el impacto de la crisis sanitaria por el covid en los presupuestos de Aragón en 2020 y 2021. Así, Peña ha defendido que “es el momento de corregir el problema endémico del déficit estructural en las cuentas públicas de la Comunidad y no estar siempre arreglando este problema en cada cierre de ejercicio presupuestario”. Además, ha pedido “avanzar en la implantación de sistemas de contabilidad analítica” porque, por ejemplo, “no hemos podido certificar o evidenciar el coste de ocupación de camas en planta y en UCI calculado en los gastos del Salud”.

En primer lugar, Peña ha recordado que, para analizar los resultados que refleja el informe, “debemos tener en cuenta el marco en el que se llevó a cabo la gestión y las condiciones en las que se desarrolló”. Sobre los procedimientos de gestión realizados en este periodo, ha explicado que “no hemos identificado en esta gestión tan difícil y complicada unas salvedades diferentes a cualquier ejercicio normal”. Además, ha añadido que en los contratos de emergencia “se advierten menos incumplimientos que cuando se fiscaliza la contratación ordinaria porque el marco legal de referencia es mínimo”.

Asimismo, el presidente del órgano auditor ha puesto en valor que “un análisis tan amplio como el que ha realizado la Cámara de Cuentas de Aragón no está disponible en otras comunidades autónomas”. Sin embargo, en relación al modelo de seguimiento contable de la comunidad autónoma, ha informado que “no tuvo aplicación porque la gestión fue difícil”, pero el Departamento de Hacienda de la Xunta de Galicia “sí diseñó una forma de identificar los gastos covid que fue bastante más sencilla”.

El parlamentario socialista Óscar Galeano ha destacado que “en lo peor de la crisis, el Gobierno central destinó unos recursos extraordinarios nunca antes vistos para proteger las necesidades básicas de la población”. Además, ha puesto en valor la labor del Ejecutivo aragonés para “gestionar de una manera honesta y eficaz las ayudas que llegaron para fortalecer los servicios públicos en los momentos de mayor imprevisión, improvisación y desconocimiento”. Cristina Sainz (PP) ha afirmado que “la agilización de los procedimientos no es un cheque en blanco para que los gestores públicos actúen a su criterio”, porque, “de los 963 millones que recibió Aragón, el Gobierno ha utilizado 373 millones para sanear los estados financieros de las cuentas públicas aragonesas porque tienen unos graves problemas”. “No hay un plan para encauzar y sanear las cuentas públicas”, ha sentenciado.

Desde Ciudadanos, José Luis Saz ha señalado que, a pesar de “que se trataba de una situación imprevista, que muestra un caos general”, el informe “descubre muy pocos estropicios contables” y que lo importante es “lo que no se hizo” con el excedente de las transferencias extraordinarias. Posteriormente, ha solicitado conocer si “se sabe qué excedentes han tenido otras comunidades autónomas”. Marta Prades (Podemos) ha expresado que en Aragón “se utilizó la contratación de emergencia de forma concreta y se empleó para Sanidad y el IASSS principalmente”, porque era “lo que la ciudadanía nos estaba demandando en ese momento”. Asimismo, ha subrayado que “el informe refleja que no hubo ninguna ilegalidad”, pero sí pone de manifiesto “un déficit estructural en los servicios públicos”.

Carmen Martínez de CHA ha destacado que, durante la pandemia, “había que sacar líneas de subvenciones para ayudar a todo el mundo, pero no había tiempo material para analizar todo con tiempo”. “Se fue eficaz pero no eficiente, porque con el covid había que correr a ciegas”, ha añadido. Marta Fernández (Vox) ha criticado que “el Gobierno, a la vista de las conclusiones del informe, destinó buena parte de los recursos a pagar facturas que tenía pendientes del ejercicio anterior”. Además, ha puesto de relieve “la falta de rigor a la hora de planificar los gastos porque llevamos décadas con presupuestos para Sanidad insuficientes” y, por otro lado, “la falta de transparencia en la ejecución de los fondos”.

Desde el PAR, Jesús Guerrero ha puesto en valor “el informe realizado en una situación excepcional” y “el servicio desempeñado por los trabajadores públicos”, en un momento en el que “el Gobierno de Aragón estuvo a la altura”, porque “con los mismos medios tuvo que hacer frente a una situación de excepción”. Del mismo modo, ha reivindicado en su intervención “la mejora del sistema de financiación autonómico”. Para Álvaro Sanz (IU), se trata de “un informe importante porque demuestra la capacidad y la agilidad de la Cámara de Cuentas” y se ha interesado por conocer “cuántos tribunales territoriales han fiscalizado ambos ejercicios y han arrojado luz de la gestión que han hecho los gobiernos de estos recursos”. Además, ha destacado que “el papel del Estado ha sido meridianamente diferente a otras crisis y hemos podido afrontar gastos que venían infradotados”.

spot_img
spot_img

En portada

Aragón impulsa la igualdad de trato y de oportunidades a los afectados por VIH/SIDA

La comunidad ya aprobó la eliminación de la infección como causa médica de exclusión en el acceso al empleo...
spot_img

Más artículos como este

spot_img