9.8 C
Zaragoza
domingo, noviembre 27, 2022
escucha onlinespot_img

Aragón necesita un Sistema Público eficaz

Más noticias

José María Pina Noguero (miembro de la asociación AragónESmás)

Tras el debate sobre el estado de Aragón, en unas fechas inevitables, pero en plena precampaña electoral, donde cada uno dijo lo que pudo y supo, donde cada uno utilizó la tribuna para hablar algo del presente y mucho del futuro, pudimos ver un enfrentamiento duro, entre el señor Lambán y la señora Vaquero, que parecían estar actuando de presentadores del festival de eurovisión (1 point, 2 points, 3 points), enumerando posiciones del ranking en el que se encuentra nuestra Comunidad.

Tras la propuesta del Gobierno Cuatripartito de subir/bajar IRPF y otros impuestos, simplemente advertir, que cuidado con lo que estamos haciendo, porque mantener un Estado de Bienestar no es barato, y podemos decir, sin miedo a equivocarnos, que cada vez menos.

Una sociedad debe entender el valor de los impuestos y de una fiscalidad progresiva, si no es así, tiene un déficit de partida, que es no entender el valor democrático de esos impuestos. Esto genera carencias que se deben superar con rapidez, para no alimentar populismos, unos pidiendo lo que no hay y otros quitando lo que tenemos. Y esta tarea, corresponde al Gobierno de Aragón y a la oposición. Se trata de dar la cara.

Esto es lo fundamental en una sociedad democrática como es la nuestra. Todo ello se mantiene con una política fiscal justa. En definitiva, cuidadito con mover, agitar o eliminar impuestos, porque nos jugamos mucho en ello.

De lo que no se habló en el debate, fue de lo más importante, que es la eficiencia y la eficacia del Sistema Público. En concreto del Sistema Sanitario, que ha entrado en una evidente crisis tras la Pandemia, sin ser capaz de recuperar el nivel anterior, que ya tenía defectos.

El sistema sanitario, no puede construirse sobre un sistema de cita previa, casi siempre comunicando y basado en pulse el 1, el 2, el 3 o explíqueme que le pasa, sobre listas de espera interminables, urgencias saturadas, intervenciones quirúrgicas a más de año vista, así como personas mayores que se encuentran en una situación de desamparo, que no saben usar sistemas digitales y tienen dificultad para ser atendidos, la paralización burocrática de la administración y un territorio que clama y denuncia su falta de atención.

Esto hace que la ciudadanía aragonesa, esté en este momento, hasta el arco del triunfo. Situación que sufrimos reiteradamente, año tras año, con Gobiernos del PP y del PSOE. Este problema no viene derivado del neoliberalismo, ni del capitalismo internacional, ni de la sanidad privada, el problema está en nuestra casa, por su ineficacia.

El prestigio del Estado de Bienestar en Europa, viene dado por su eficiencia y eficacia. De esto último, poco o nada se dijo, y este es uno de los males que arrastramos desde hace muchas décadas, del que nadie habla, ni quiere hablar. Porque reformar, adecuar y actualizar toda la administración pública en su conjunto, se ha convertido en un hueso duro de roer, donde todo el mundo mira para otro lado y nadie se atreve a hablar de ello, y hay que hablar y mucho, y no tanto de bajar impuestos, sino de explicar con claridad, por, para y por qué los pagamos y si tienen la eficacia y eficiencia que cabe esperar de ellos.

Se hace necesaria de manera urgente una reforma del Sistema Público reestructurando toda la Administración para ganar en credibilidad y eficacia:

  • Haciendo de la eficacia la seña de identidad de todo el Sistema Público.
  • Asumiendo toda la Administración como un espacio conjunto, estableciendo movilidad funcional para ganar en eficacia, dinamismo y rapidez en los servicios a la ciudadanía aragonesa.
  • Acabando con la duplicidad de funciones entre el Sector Público y el Privado: una cosa u otra, pero no las dos a la vez.
  • Digitalizando la Administración pública de una manera real y eficaz, para terminar con un sistema burocrático obsoleto, ineficaz e ineficiente, que absorbe la mayoría del presupuesto.

Aragón, cuenta en este momento con unos 100.000 funcionarios, para 1,3 millones de habitantes, que tenemos que racionalizar si no queremos entrar en una situación de inviabilidad total como Comunidad. La Administración está al servicio del ciudadano, no el ciudadano al servicio de la administración, para eso pagamos los impuestos.

spot_img
spot_img

En portada

La embajadora de EEUU se reúne con Lambán en el Pignatelli

El Presidente de Aragón, Javier Lambán, ha mantenido un encuentro en el Pignatelli con la embajadora de Estados Unidos...
spot_img

Más artículos como este

spot_img