10.6 C
Zaragoza
viernes, febrero 3, 2023
escucha onlinespot_img

Canfranc, TCP, lo urgente, lo necesario y lo posible

Más noticias

Últimamente aparece y desaparece como el Guadiana un tema recurrente, no por ello carente de importancia, como es la Travesía Central del Pirineo, sobre el que se ha dicho mucho en diferentes etapas. Recientemente ha habido tres manifestaciones, de diferentes protagonistas, que me parece importante analizar.

La primera manifestación, es la aprobación en el Senado de una moción de apoyo a la TCP casi por unanimidad (septiembre 2022).  Esta apoyo es una broma de mal gusto, sabiendo que las nuevas infraestructuras europeas,  serán discutidas en el año 2050, fecha en la que la UE hablará sobre comunicaciones. Con lo cual, esta moción no deja de ser un brindis al sol, algo que suele hacer esta cámara en periodos preelectorales en apoyo de opciones políticas minoritarias, hoy por ti, mañana por mí.  Esta moción pasara a formar parte de la lista de mociones, a la que para la mayoría de los Senadores ni fu ni fa, ya que para el 2050 todos calvos y donde dije digo, digo Diego.

La segunda manifestación, son unas declaraciones realizadas por el Clúster Logístico de Aragón (ALIA, octubre 2022) en apoyo del transporte por ferrocarril y por “mantener viva” la aspiración de la Travesía Central del Pirineo, porque “nos asiste la razón”, entrando en juicios de valor y comparando la reapertura del Canfranc y la TCP, que no son comparables,  ni apropiados en el momento que estamos, esta es mi opinión, sin ánimo de polemizar, ni de dudar de la buena voluntad de quienes los suscriben. Me explicaré:

La comisión europea encargada de debatir sobre las infraestructuras para Europa, en la que intervendrán los actuales integrantes de la UE, más los países de nueva incorporación, no se reunirá hasta el año 2050. Su objetivo será el de diseñar y establecer las nuevas infraestructuras del futuro, donde se definirá cuáles de ellas entran en la agenda del debate, y de todas ellas, cuáles serán las prioritarias, teniendo en cuenta aspectos geoestratégicos, de interés económico y político que surgirán, con el consiguiente choque de intereses entre diferentes países. Suponemos que el Este de Europa y el Norte de África, pesarán mucho en la toma de decisiones.

Suponiendo que se supere esta primera criba, y que la TCP se llegara a considerar como obra preferente, todavía hay aspectos de suma importancia a tener en cuenta. ¿Qué se entenderá por Pirineo Central, Huesca o Lérida? ¿Por dónde su coste será menos gravoso? ¿Qué tipo de túnel y qué utilidad tendrá, además del ferrocarril? ¿Cuál será su coste? ¿Quién lo financiara, España­, Francia y la UE? Y algo importante, ¿cómo será nuestra realidad y configuración territorial, y cuales las competencias económicas y políticas de las Comunidades en el Estado Español en el año 2050?

Su declaración, o lo reflejado por la prensa, ahonda en cuestiones  vidriosas y juicios de valor. Pero ¿ustedes creen que a los poderes económicos y políticos vascos y catalanes les preocupa la TCP a 50 años vista, como poco? Yo creo firmemente, que lo que les preocupa es la apertura del paso ferroviario por Canfranc, que saben perfectamente que será para mercancías y esto generara un precedente decisivo para el futuro, de la máxima importancia para el crecimiento de la economía aragonesa, garantizando el empleo existente y generando nuevas inversiones y empresas.

También entran en valoraciones sobre si podrán transitar 2 o 3 millones de toneladas, si son pocas o muchas, la respuesta es ¡Son las necesarias en este momento! Parece ser que no saben distinguir entre lo urgente, lo necesario y lo posible. También entran a valorar la limitación del Canfranc debido a las pendientes, una recomendación: visiten las redes ferroviarias de Suiza, del Norte de Francia,  de Italia o Austria y tendrán la respuesta o léanse el último informe del Consejo Económico y Social de Aragón 2009 y los trabajos realizados por CREFCO Y CRELOC.

La tercera manifestación, y la más importante desde mi punto de vista, son las declaraciones de la Eurodiputada Isabel García Muñoz, que pone las cosas muy claras y en su sitio: “La prioridad de Aragón, es el Canfranc sin olvidar la TCP”. Ya tocara la TCP en su momento, ahora lo que toca es el Canfranc, una línea fundamental para Aragón. La rotundidad de sus declaraciones se agradece, porque esto es lo que necesita y verdaderamente importa a la economía aragonesa, para mantener el empleo existente y atraer más inversiones creando más empleo en Aragón y esto lo garantiza el Canfranc para los próximos 50 años.

A la vista de todo esto, sólo queda pedir el máximo de coherencia y unidad en lo que nos importa, son múltiples los manifiestos de apoyo de todos los partidos aragoneses en la defensa de salir a Europa por Canfranc, o el acto celebrado el 27 de Enero de 2016 en apoyo de la línea internacional Pau­-Canfranc-Zaragoza firmado por Partidos, Sindicatos, Organizaciones Empresariales y Ayuntamientos.

Respecto al futuro, sólo nos queda prepararnos para retos más difíciles y en esto, mucho tendrá que decir el aragonesismo, para hacer frente a las presiones y ataques de otros intereses que competirán con los nuestros, porque lo que no hagamos nosotros, no lo harán por nosotros. No les facilitemos esta tarea, ni hagamos de portavoces que puedan poner en duda nuestra prioridad, trabajemos todos juntos  con unidad y en la misma dirección. Como decía Winston Churchill “si tienes un punto que destacar, no intentes ser sutil o ingenioso. Coge el martillo golpea el punto una vez. Luego regresa y dale un nuevo martillazo. Vuelve y dale por tercera vez “

spot_img
spot_img

En portada

Zaragoza acogerá este año el FIM Rally, la concentración motociclista más importante del calendario internacional

Zaragoza se convertirá este año en un atractivo para el mundo del mototurismo con dos eventos internacionales. Por un...
spot_img

Más artículos como este

spot_img