13.7 C
Zaragoza
domingo, febrero 5, 2023
escucha onlinespot_img

Carta abierta del alcalde de El Frago a Javier Lambán

Más noticias

José Ramón Reyes

Alcalde de El Frago

Estimado Señor Presidente: me dirijo a usted por escrito, dada la complejidad, mejor
imposibilidad, de poder mantener una reunión con usted. Hace varias semanas que
la vengo solicitando por varios medios y maneras, y solo me llegan negativas.
El motivo principal de esta carta es manifestarle mi malestar por no haber tramitado
una petición que presenté hace unos meses. Como usted recordará, solicité al
Grupo Socialista de las Cortes de Aragón una comparecencia ciudadana para tratar
un tema de vital importancia para El Frago: el proyecto de una macrogranja que nos
dejará sin agua de boca y nos hará desaparecer del mapa.


Al parecer, sus problemas de agenda impiden que usted y yo nos veamos las caras,
a pesar de que los dos residimos en las Cinco Villas en pueblos cercanos. ¿A qué se
debe su negativa a recibirme en estos momentos? ¿A qué se debe este cambio de
relaciones del Presidente con el Alcalde de El Frago? Yo tengo mi propia
interpretación. Como diría algún castizo aragonés, quizá porque los pueblos
pequeños de Aragón “pintamos menos que pichorras en Pastriz”. ¿Acaso no
merecemos diez minutos de su tiempo para expresarle nuestra preocupación acerca
de un proyecto que se pretende establecer aguas arriba del río Arba y que mataría a
El Frago, un pueblo con muchos siglos de historia? Como usted sabe, en estos
momentos estamos en época de crecimiento: ya somos 139 vecinos y tengo el
honor de representarlos como alcalde socialista. Le recuerdo que soy el primer
alcalde socialista en democracia en este pueblo. A lo mejor debería dedicarme al
sector porcino para que usted me recibiera.


Me dirijo a usted, como compañero socialista y como alcalde socialista aragonés.
Comenzaré por decirle que suscribo a pie juntillas la teoría de que el socialismo y su
filosofía tienden a construir una sociedad basada en la igualdad, la equidad
económica, la iniciativa personal, la cooperación moral de un individuo, eliminando
las compensaciones estratificadas por esfuerzo, promoviendo estructuras políticas y
económicas de distribución. No lo digo yo, lo dice Marx y en esa dirección hemos de
caminar. A veces, siento que, por una cosa u otra, no estamos construyendo la
sociedad como marcan nuestros ideales.


Tres años de socialismo en El Frago han dado para mucho. Se ha triplicado la
población. Se ha reabierto la escuela que llevaba 32 años cerrada. Estamos en el
Proyecto Arraigo para promover la repoblación rural. Entre los vecinos han arreglado
dos viviendas para acoger a dos familias de refugiados ucranianos. Y esperamos
más. Se han abierto negocios de emprendimiento privado y, entre todos, estamos
construyendo una sociedad más justa y equitativa.


Lo digo alto y claro, y con gran orgullo. Hemos conseguido hacer muchas de estas
cosas y otras gracias al apoyo de compañeros socialistas como Teresa Ladrero,
Alfredo Zaldívar, Felipe Faci, consejero de educación e Isabel Arbués, directora de
educación, cuyas actuaciones fueron decisivas a la hora de reabrir la escuela. Cito a
unos pocos que me llegan a bote pronto, pero sé que injustamente me dejo en el
tintero a muchos siempre dispuestos a echar una mano. Recuerdo que, cuando
comenzamos estos proyectos, nos llamaban utópicos, que no los conseguiríamos,
pero el partido en el que milito y muchos compañeros nos apoyan y empujan están
haciendo posible una nueva dimensión solidaria en mi pueblo.


Bien, pues dicho esto, retomo el motivo de mi carta y mi súplica: poder reunirme con
usted para dar una salida justa al gran problema que nos amenaza como pueblo.
Un empresario, con pocos escrúpulos, pretende construir una macrogranja de 8000
lechones en el término municipal de Biel, a 9 km de El Frago, aguas arriba del río
Arba, como ya he dicho antes. Esta nueva macrogranja se suma a otra del mismo
empresario, ya existente, a 4kms de Biel, en el barranco de Cervera, cuyas aguas
desembocan en el Arba al llegar a El Frago. Allí tiene 3740 cerdas madres. Cada
madre cría un mínimo de 15 lechones. En total, sumando las dos macrogranjas,
tendremos 64100 cerdos, en un espacio privilegiado, a las puertas del Pirineo
Aragonés, en medio del espacio protegido de la Sierra de Santo Domingo, a la que
hace pocos meses le otorgaron la Carta Europea de Turismo Sostenible. Y yo le
pregunto: ¿qué sostenibilidad dan 64100 cerdos y todas las afecciones que
provocan, tales como, purines, contaminación de acuíferos? Aquí uso datos de la
Confederación hidrográfica del Ebro (CHE): dos de cada tres acuíferos acaban
siendo contaminados por este tipo de explotaciones granjeras.


En el caso concreto de que afecta al agua potable de El Frago, situada en el término
municipal de Biel, para funcionar, necesita captar 28552 metros cúbicos de agua, y
así lo solicita el empresario a la CHE. Esto se pretende hacer en un río que baja
completamente seco en la mayor parte del año hidrológico. Para obtener el agua
necesaria, solicitan una perforación de 100 metros que pinche el acuífero. Y como
consecuencia, dejar a los vecinos aguas abajo sin agua para beber. Así de cruel.
Y sigo echando cuentas. Los vecinos de El Frago gastamos 4620 metros cúbicos en
un año hidrológico y ya hemos tenido restricciones. Precisamente hoy, catorce de
diciembre, el día que le estoy escribiendo esta carta, no tendremos agua desde las
21:00h de la noche hasta 9 de la mañana. No funcionan las bombas por la escasez
de agua. Así que con el proyecto de la macrogranja es lo mismo que abrir encima de
nuestro pueblo una población de lechones con un consumo de agua como seis
veces El Frago. Si no me he explicado mal, se está priorizando que beban los lechones antes que los humanos.


Con todo mi respeto, señor Presidente, yo creía que esto solo pasaba en aquellos
tiempos en blanco y negro tan infaustos para España. Yo creía que eran formas de
una época caciquil en la que el bien común no importaba, porque todo era en
beneficio del cacique. ¿Acaso no es eso lo que está ocurriendo ahora?
Y como viene al caso, le recordaré unos hechos recientes. El pasado mes de
septiembre coincidimos en El Frago, en un acto para homenajear al primer alcalde
socialista. Juan Beamonte, elegido en las urnas por el Frente Popular. Era bracero
de profesión y fue vilmente asesinado por buscar el bien de su pueblo. En ese
momento pretendían repartir los huertos del río entre los pobres, entre los que no
podían comer. Señor Presidente, ese día se ganó usted mi admiración. Pronunció un
discurso brillante, lleno de sentido y sentimiento, honró la memoria de un hombre
bueno. Y hoy, que me siento atropellado por los nuevos acontecimientos, me
gustaría hacerle una pregunta que me ronda por la cabeza estos días: ¿Qué
pensaría don Juan Beamonte en estos momentos? ¿Qué habría hecho si le
hubieran negado el agua y el futuro de su pueblo? A lo mejor pensaría como yo, que
estamos entregando Aragón en bandeja a los de siempre.


Por si usted piensa que resto más que sumo, pongo a su disposición, y a la de los
diputados provinciales Teresa Ladrero y Alfredo Zaldívar, mi militancia en el partido.
Pero yo siempre seguiré en el proyecto de hacer un Aragón más grande y justo, ya
que soy y seré socialista, aquí o allá, de una forma o de otra.
Compañero Javier, como socialista convencido, quiero terminar con un deseo y con
una súplica. Que el PSOE en Aragón sea valiente y no se ponga de perfil ante
tamaña injusticia.


Siempre te he considerado un hombre cabal y sincero, un hombre cercano, buen
representante de los hombres y las mujeres de las Cinco Villas. Así que, como
consecuencia de todo lo expuesto, como buen compañero de viaje, te solicito, te
imploro, que pares esta aberración medioambiental, social y económica que se va a
llevar a cabo en nuestra tierra, a 9 km de mi pueblo y a escasos 30 del tuyo.

spot_img
spot_img

En portada

Teruel Existe presenta a sus primeros candidatos para las elecciones municipales

Enrique Marín, un histórico del Movimiento Ciudadano, encabezará la lista de Teruel capital. Redón lo ha presentado como “una...
spot_img

Más artículos como este

spot_img