3.8 C
Zaragoza
viernes, febrero 3, 2023
escucha onlinespot_img

El Gobierno de la ciudad se pronuncia tras la alegación presentada por el Gobierno de Aragón a la modificación del PGOU sobre La Romareda

Más noticias

El Gobierno de Aragón ha presentado una alegación a la modificación parcial número 206 del PGOU sobre La Romareda, que será analizada e informada por los técnicos municipales durante el proceso de estudio, pero que, en una primera revisión, parece “carecer de fundamento jurídico y técnico”. La alegación, que se ha recibido en el último día del periodo de exposición pública del proyecto, se ha dado a conocer a través de una nota de prensa, sin haberse notificado ni comunicado por otras vías a los responsables municipales. “Me extrañan las formas empleadas, con una evidente deslealtad institucional, cuando hoy, además, se han acordado entre las dos instituciones los temas que van a tratarse en la próxima Comisión bilateral DGA-Ayuntamiento, y no se ha hecho mención a este asunto por parte del Gobierno de Aragón, ocultándolo deliberadamente”, ha resumido el consejero de Urbanismo y Equipamientos, Víctor Serrano.

No obstante, Serrano ha querido “transmitir un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía y a los zaragocistas”, y ha apuntado que “el Ayuntamiento de Zaragoza seguirá avanzando en el proyecto para sacarlo adelante, en los plazos estipulados, porque así lo quiere la gran mayoría de la sociedad aragonesa, como ha quedado demostrado a través de un proceso activo de escucha y el respaldo expreso de PP, Cs, Podemos y Vox, a través del diálogo y de la palabra”.

Respecto a las alegaciones del Gobierno de Aragón, Serrano ha explicado que “no tiene mayor entidad, ni técnica ni jurídica, y no tiene ningún viso de prosperar”. El comunicado de la DGA donde argumenta su posición reconoce que en 2014 se inició un expediente de cesión de unos suelos, que forman parte de viales, y que datan de 1967. “Si ya los quiso ceder, no sabemos qué quieren ahora hacer con esto”, ha manifestado Víctor Serrano. “Aseguran que no es válida la cesión porque la aprobó un departamento del propio Gobierno de Aragón que no era competente. Por tanto, sería un defecto formal de la propia DGA que podría solucionar el propio Lambán en un Gobierno autonómico, sin poner palos en las ruedas”, ha resumido el consejero de Urbanismo.

Además, Serrano ha apuntado que “resulta curioso” que, “en 2016, esa cesión de esos viales se llevó al pleno de Zaragoza, contando con la unanimidad de todos los partidos políticos, incluido el señor Carlos Pérez Anadón, actual consejero de Hacienda de la DGA y entonces líder del PSOE municipal”.

No obstante, y como ha recordado el consejero de Urbanismo, “estamos hablando de unas cesiones de viales de 1967, por tanto, no altera ninguna calificación de suelo ni tiene la virtud de poder alterar la modificación del PGOU. Y, en cualquier caso, el Ayuntamiento de Zaragoza tendría título de expropiación sobre los mismos”. Asimismo, Serrano ha calificado de “ridículo” que el Gobierno de Aragón haga mención a la posibilidad de los derechos de la DGA de unos aprovechamientos urbanísticos sobre eso suelos “que no tienen aprovechamiento y ya hubo una sentencia judicial firme que así lo corroboró”.

Mientras, en el capítulo de análisis político, Serrano ha querido lanzar una pregunta al presidente socialista en Aragón: “¿Con qué PSOE hay que hablar para avanzar en la construcción del campo de fútbol? Porque hace tres días mantuve una reunión con la portavoz municipal socialista y nada de esto se mencionó”. El consejero de Urbanismo ha considerado que “si Lola Ranera conocía las alegaciones y las ocultó, habría actuado con gran deslealtad, y si no sabía nada, es el propio PSOE quien la está invalidando como portavoz útil para poder cerrar acuerdos”. “No obstante, mi mano, como he demostrado esta misma semana, va a seguir siempre tendida”, ha concluido Serrano.

“Porque aquí el PSOE es como Ricky Martin cantando un aquello de un pasito palante y un pasito patrás”, ha ironizado Víctor Serrano. “No se puede, en la misma semana, avanzar en una dirección y retroceder al mismo tiempo”, ha sentenciado. Por todo ello, ha pedido al Gobierno de Aragón, y al PSOE en particular, que “en estas fechas navideñas, que son tiempo de paz y reflexión, se valore este baile de posiciones constantes y aclare si va a estar del lado de los zaragozanos y del proyecto de una nueva Romareda, o va a seguir poniendo palos en las ruedas por intereses electorales, con el perjuicio que conllevará a Zaragoza”.

spot_img

Más noticias