17 C
Zaragoza
jueves, octubre 6, 2022
escucha onlinespot_img

El Real Zaragoza genera en Segunda División 134 millones frente a los 384 que supondría un ascenso a la élite

Tras los cambios experimentados en la directiva del Real Zaragoza y con la cuestión sobre la mesa de la posible construcción de un nuevo campo de fútbol, la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Zaragoza ha considerado oportuno presentar un estudio que recoge cuál sería la situación económica de la Sociedad Anónima Deportiva (SAD) del Real Zaragoza si estuviera en Primera División y cómo sería su repercusión en la ciudad y su entorno.

El resultado es que, con un impacto directo de 48 millones de euros sobre la propia entidad, que es lo que mejorarían sus ingresos tras el ascenso, se produciría un impacto tractor de su actividad sobre el entorno de 64 millones y, finalmente, derivados de ambos, un impacto indirecto de 89 millones más otro inducido de 49 millones. En total 250 millones de euros, que son la diferencia entre el impacto total de 384 millones de estar en primera y el impacto total de 134 millones de estar en segunda.

El impacto en el entorno recoge los efectos que el cambio de categoría supondría para la hostelería, restauración, juegos y apuestas, transporte, alojamiento, medios de comunicación, videojuegos, televisión de pago, etc. Los mayores ingresos serían para la hostelería cada día de partido por el visionado en bares, seguidos por los gastos generados por la asistencia al campo.

El análisis ha sido realizado por la empresa spin-off de la Universidad de Zaragoza Economic Strategies and Initiatives que dirige el catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Zaragoza Marcos Sanso.

En esta cuantificación del impacto del ascenso del Real Zaragoza a primera división en el año 2023 ha habido tres elementos que han jugado un papel clave. El primero ha sido la cuantificación inicial en torno a 48 millones del impacto directo a partir del análisis de las cuentas de los clubs que ascendieron a Primera División entre los años 2000 y 2020.

El segundo ha sido la explotación de los datos económicos globales de los clubes de Primera y Segunda que han proporcionado el Consejo Superior de Deportes y La Liga entre las temporadas 1999-2000 y 2019-2020. Las regularidades que contienen estos datos han podido ser explotadas y han hecho posible que la coincidencia de los resultados por varios caminos permita obtener resultados robustos.

Y el tercero ha sido la posibilidad de llevar a cabo la adaptación a la temporada 2023-2024 de una parte de la cuantificación del impacto socioeconómico del futbol profesional en España que realizó PricewaterhouseCoopers (PwC) para la temporada 2016-2017, una vez obtenido el impacto directo sobre la SAD y que se han explotado adecuadamente los datos de La Liga y el CSD.

[td_block_1 custom_title="Must Read" limit="4" f_header_font_transform="uppercase" ajax_pagination="next_prev" offset="27" block_template_id="td_block_template_9" f_header_font_family="394" f_header_font_size="eyJhbGwiOiIyMCIsInBvcnRyYWl0IjoiMTYiLCJwaG9uZSI6IjE2In0=" f_header_font_weight="600" m4f_title_font_family="394" m4f_title_font_size="eyJhbGwiOiIxOCIsInBvcnRyYWl0IjoiMTQifQ==" m4f_title_font_line_height="1.3" m4f_title_font_weight="500" m6f_title_font_family="394" m4f_ex_font_family="685" m4f_ex_font_size="14"]