15.7 C
Zaragoza
jueves, octubre 6, 2022
escucha onlinespot_img

La Dirección General de Gestión Forestal ya está trabajando en la restauración de los incendios forestales de este verano

Más noticias

La Dirección General de Medio Natural y Gestión Forestal ya ha comenzado las tareas de restauración de algunos de los incendios forestales de este verano, como Ateca (Zaragoza) o Castejón de Tornos (Teruel).

Diego Bayona, el director general competente en esta materia, ha visitado las obras iniciadas en Castejón de Tornos. Durante la visita, ha tenido la oportunidad de conocer de primera mano los diferentes trabajos que está realizando el Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, así como recoger las propuestas y necesidades del propio territorio.

El incendio forestal de Castejón de Tornos se declaró el 20 de junio de este año y se dio por extinguido cinco días más tarde. El total de la superficie afectada fue de 1.800 hectáreas, casi todas en el término municipal de Burbáguena, aunque también afectó a Báguena, Castejón de Tornos y Tornos. Se espera que las tareas de restauración supongan una inversión de en torno a 400.000 euros.

Bayona ha destacado la urgencia con la que se han comenzado las tareas. “Tras los incendios de este verano, corremos el riesgo de un otoño lluvioso que afecte negativamente al suelo del monte incendiado. Los terrenos, sin una cubierta vegetal que los proteja de la erosión, son más vulnerables a la escorrentía de las aguas, lo que puede perjudicar a la futura regeneración de la vegetación”. Además, reconoce que “ha sido un verano sin descanso para nuestro personal, una vez seguros de que los incendios estaban controlados, nuestros técnicos han recorrido los montes afectados por incendios para tener los informes lo más rápido posible y comenzar los trabajos para que estas zonas recuperen pronto su entorno”.

Las tareas de restauración que la Dirección General está llevando a cabo son las habituales para el control de la erosión y la futura reforestación de la zona. La prioridad actual es evitar la pérdida de suelo por las lluvias torrenciales. Diego Bayona ha explicado que “el paso del incendio genera una situación de agravamiento de los procesos erosivos que hacen que la ladera pierda suelo y se concentre en las vaguadas y barrancos, de tal manera que si este otoño hay grandes lluvias se puedan generar peligrosos torrentes de agua”.

Además de estas actuaciones, se prevé trabajar en el fomento de la regeneración de la cubierta vegetal, para la recuperación de los procesos ecológicos que potencien la protección del suelo, la reducción del riesgo de plagas forestales y el aprovechamiento de la madera que se saque de los montes, para compensar parte de los trabajos de restauración.

spot_img
spot_img

En portada

Aprobado el Proyecto de Ley de Vivienda del Gobierno de Aragón

El Consejo de Gobierno ha aprobado el Proyecto de Ley de Vivienda que se trasladará a las Cortes de...
spot_img

Más artículos como este

spot_img