15.7 C
Zaragoza
jueves, octubre 6, 2022
escucha onlinespot_img

La insolidaridad de la deuda

Más noticias

La frase se oyó no hace mucho en el salón de Plenos del Ayuntamiento de Zaragoza y
está recogida en acta: “que se endeude el Ayuntamiento para que no se tengan que
endeudar los ciudadanos.” Por supuesto una frase como esa sólo puede proceder de las
filas de la izquierda. Perplejidad en la bancada de la derecha. ¿Quiénes pensarán que
pagan los intereses y amortización de la deuda del Ayuntamiento sino los ciudadanos? En
un presupuesto que ronda los 800 millones de euros, alrededor de sesenta se destinan a
ello. ¿Qué inversiones se podrían acometer con esos sesenta millones? ¿Qué impuestos
se podrían rebajar? No obstante -buenas noticias- parece que se va controlando la deuda
municipal desde aquellos no tan lejanos tiempos en que gobernó el PSOE, que nos la dejó
en más de mil millones como consecuencia de todas esas inversiones que recordamos,
algunas necesarias y otras inútiles. Sólo los ayuntamientos están consiguiendo controlar el
déficit y rebajar su deuda. Pero, pese al esfuerzo realizado, de entre todas las grandes
corporaciones locales españolas, el nuestro sigue siendo el más endeudado en relación a
su presupuesto y per cápita. Y si comparamos el esfuerzo realizado, ¿hemos hecho más o
menos que el resto? Claramente no, sino, en general, menos. No hay mucho de qué
presumir. Somos todavía de entre todos ellas la única corporación que ha de pedir permiso
a su gobierno autonómico para suscribir operaciones de crédito. Madrid, Valencia, Málaga,
Alicante… han bajado su deuda mucho más que nosotros. Pero Zaragoza florece. Muchos
zaragozanos no pueden comprar flores, pero el Ayuntamiento sí. Lo malo es que el
Ayuntamiento las compra con el dinero de los zaragozanos que no las pueden comprar.
Ha sido un éxito, sí, pero la deuda está ahí, la más alta del resto de ayuntamientos.
Las cifras del endeudamiento español son pavorosas. Y no sólo es preocupante el importe
de la deuda, un billón cuatrocientos mil millones, sino la constatación de que ésta sigue
subiendo porque no hemos encontrado el modo de atajar el déficit: nuestras
administraciones públicas siguen gastando por encima de nuestras posibilidades y, quizás
peor, por encima de nuestras necesidades. ¿Es realmente necesaria una campaña para la
tolerancia con los “cuerpos no normativos” ante el panorama al que nos enfrentamos?
¿Alguien ha detectado esa intolerancia? ¿No debería tener el Gobierno otras prioridades
en sintonía con las preocupaciones reales de los españoles?: trabajo, vivienda, coste de la
vida… En lo que llevamos de siglo, España ha multiplicado su deuda por casi tres veces. Y
Aragón la ha duplicado en una década. ¿Podemos mantener indefinidamente ese ritmo?
Evidentemente, no. ¿Se ha planteado algún gobierno en alguno de los muchos niveles que
sostenemos la reducción de sus estructuras, de sus sociedades o entes autónomos? El
Instituto de Estudios Económicos calculaba para España un ahorro de 60.000 millones
anuales por la racionalización administrativa. ¿Alguien se ha enterado de que alguna de
nuestras administraciones la haya acometido? Tampoco se han deflactado los impuestos
ante el aumento de la inflación, por lo que las administraciones recaudan también más
mientras baja el poder adquisitivo de los españoles. Y otro dato preocupante, a partir de
ahora la colocación de la deuda pública nos saldrá más cara y será más difícil.
La deuda es particularmente insolidaria, especialmente cuando se constata que la
generación que la asume no va a ser capaz de pagarla sino, como en el caso español,
habrán de pagarla las generaciones de nuestros hijos y nietos. Una deuda que se
transmite a las generaciones futuras para sostener los servicios y el estado de bienestar
de la generación actual es una de las mayores muestras de insolidaridad que quepa
imaginar.

Fdo.: Julio Calvo Iglesias

Presidente del Comité Ejecutivo Provincial de VOX en Zaragoza

spot_img
spot_img

En portada

Aprobado el Proyecto de Ley de Vivienda del Gobierno de Aragón

El Consejo de Gobierno ha aprobado el Proyecto de Ley de Vivienda que se trasladará a las Cortes de...
spot_img

Más artículos como este

spot_img