7.2 C
Zaragoza
viernes, enero 22, 2021
escucha online
Inicio Deportes Fútbol (0-2) Se acabó...

(0-2) Se acabó…

La Sociedad Deportiva Huesca cayó ante el Real Betis Balompié, con un gol de Mandi y otro de Sanabria en la 18ª jornada de LaLiga Santander (0-2). En un choque marcado por el intenso frío, el Huesca vivió con impotencia cómo se le escaban unos puntos que eran vitales en la lucha por salir de la zona baja. Sin encuentros de LaLiga este fin de semana, los azulgranas tendrán tiempo de limpiar la mente y pensar en las siguientes jornadas, todavía a un choque de que se cierre la primera vuelta. El golpe es duro, pero solo queda mirar hacia delante.

El encuentro arrancó algo espeso, rondando los cinco grados bajo cero sobre un césped sin un gramo de nieve gracias al incansable trabajo de los operarios del club en las últimas 48 horas. Los primeros compases fueron con el Huesca dominando el balón, pero sin grandes oportunidades. Poco después de los 15 minutos de juego, el colegiado Cordero Vega señaló un penalti por una posible mano de Sandro, al saltar en la barrera a un lanzamiento de Canales. Tras la consulta en el monitor del VAR, rectificó su decisión: Sandro tenía el brazo totalmente pegado al cuerpo. En el minuto 22, Siovas se lanzó al suelo para desviar un peligrosísimo tiro de Loren. El Huesca respondió por medio de un pase filtrado de Ontiveros a Mir, cuyo disparo tras conducción no encontró portería. El Betis empezó poco a poco a imponerse y atacó la portería de Álvaro. Loren tuvo en el 28′ la más clara, pero no acertó para fortuna de los intereses locales, que al borde del descanso tuvieron una buena: saque rápido de Mosquera en una falta directa, pase para Sandro y desde la frontal tiro fortísimo que desvió Bravo.

La segunda parte tuvo otro color, más igualada y con un Huesca creciendo con el paso de los minutos. El partido se abrió, fue más de ida y vuelta y ahí los altoaragoneses mejoraron. Buscaron incidir por las bandas, también por el medio con la entrada de Borja García, y Mir volvió a disponer de una buena ocasión para adelantar a los oscenses, similar a la del primer periodo. Esta vez, su chut se fue alto. El choque seguía equilibrado y lo desniveló Mandi en el minuto 78: su cabezazo al primer palo fue directo a gol, sorprendiendo a la zaga local. El mazazo fue duro, y a 10 minutos del final Juanmi perdonó el segundo tanto. Pero la expulsión por segunda amarilla de Paul dejaba aún el resultado en el aire y daba fuerzas a un Huesca que tenía que pelear por los puntos hasta el final. En el 87, Siovas no pudo controlar un pase al área de Sergio Gómez que llevaba veneno y le habría dejado en buenísima posición. Ya con el tiempo cumplido, Okazaki remató al aire, en boca de gol, otro centro bombeado de Ontiveros. El dolor fue aún mayor con la sentencia sobre la bocina de Sanabria. Un palo del que los azulgranas tendrán que levantarse.

Artículo anteriorPacheta, nuevo míster
Artículo siguienteMíchel, cesado
Publicidad

TITULARES DEL DÍA