5.3 C
Zaragoza
jueves, febrero 9, 2023
escucha onlinespot_img

Buenos recuerdos para dos jugadores del conjunto blanquillo en el Anxo Carro

Más noticias

Cristian Álvarez y Alejandro Francés jamás olvidarán el Anxo Carro. El portero argentino por ser capaz de lo imposible y el canterano blanquillo por lograr el sueño de su vida. Este domingo, el Real Zaragoza vuelve a tierras lucenses, y los dos futbolistas guardan un recuerdo imborrable de aquel verde. Dos momentos únicos en sus carreras deportivas.

Que un guardameta marque gol trasciende en todos los aspectos. Cristian lo hizo. Cuando el equipo de Juan Ignacio Martínez perdía uno a cero en un encuentro en el que los zaragocistas estaban ganándose el empate a base de insistencia, el minuto 96 apretó el marcador. No quedaba tiempo. Una última acción. Un último saque de esquina. Y en ese momento apareció Cristian Álvarez, rematando más con el corazón que con otra parte del cuerpo y levantando su guante para señalar el camino de lo que se conseguiría poco después.

Otro instante mágico es el de debutar con el equipo de tus sueños en competición liguera. Francés lo hizo. También en el Anxo Carro. Ya había disputado dos choques de Copa del Rey -Socuéllamos y Mallorca-, pero el joven central -en este partido lateral-, se estrenó en LaLiga SmartBank cuajando un notable encuentro con el dorsal 39 a su espalda. Un día en el que ya demostró su personalidad, dejando entrever las virtudes que ha ido asentando en los siguientes 37 duelos que ha jugado con el Real Zaragoza. Un campo especial que, seguro, despertará una sensación distinta en el argentino y el zaragozano.

spot_img

Más noticias