9.3 C
Zaragoza
jueves, diciembre 8, 2022
escucha onlinespot_img
InicioPolíticaManifiesto del Partido Aragonés con motivo del 23_A

Manifiesto del Partido Aragonés con motivo del 23_A

Mediante una ley de 16 de abril de 1984, Aragón determinó que el día de la Comunidad se celebrase cada 23 de abril, coincidiendo con la festividad de San Jorge. Esa decisión quedó refrendada en el año 2007 al incorporarse al Estatuto de Autonomía en su artículo 3. Ambas disposiciones recogían en cierto modo la histórica relación del Reino de Aragón con la figura de San Jorge, cuya veneración se remonta al 1.096, cuando Pedro I se encomendó a su protección en la batalla de Alcoraz.

Para el Partido Aragonés siempre ha sido una fecha de celebración y reivindicación de nuestra propia identidad. En torno al día de Aragón se han convocado actos y celebraciones en las calles de nuestros pueblos y ciudades.

Pero este San Jorge será distinto, sin duda. Seguiremos reivindicando Aragón, sí, pero desde el confinamiento en nuestras casas. Algunos, desde nuestros hospitales; otros muchos, desde sus lugares de trabajo, con los ojos y el alma puestos en cada uno de los afectados por el coronavirus.

Aragón se enfrenta esta vez a un dragón, el COVID-19, que será derrotado por muchos de los «San Jorges» que están repartidos por Zaragoza, Huesca, Teruel, sus respectivas provincias y más de setecientos municipios: todos dispuestos a ganar la batalla.

Como Partido Aragonés, nos preocupan las familias, los jóvenes, el impacto sobre el turismo, los agricultores, las pymes, la gran industria, los autónomos, y por consiguiente el bienestar y el empleo. Nos preocupa Aragón, su medio rural y los efectos de la abrupta irrupción de este nuevo virus.

Es preciso expresar nuestra gratitud a la sanidad aragonesa que ha demostrado su profesionalidad y abnegación, y destacar desde luego los grandes equipos que tenemos en nuestros hospitales: a todos ellos quiere dedicar el Partido Aragonés este día de San Jorge. Gratitud que queremos hacer extensiva a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, a los agricultores, al personal de correos, limpieza, transportistas, trabajadores públicos, reponedores, cajeras…. Su esfuerzo y la aceptación colectiva de este confinamiento van a hacer posible que podamos superar esta crisis y afrontar el futuro con esperanza.

Desde el Partido Aragonés queremos rendir un emocionado tributo de gratitud a la generación más castigada por esta pandemia: la de nuestros padres. Hubieron de vivir la posguerra; pasaron hambre y dificultades sin cuento; se privaron de muchas cosas y lo dieron todo para que sus hijos pudieran tener la preparación que a ellos se les había sido negado. A ellos, que trabajaron denodadamente en pro de la transformación política, económica y social de Aragón y han vuelto a ser injustamente castigados ahora con la mayor dureza, se lo debemos todo. Vaya pues todo nuestro reconocimiento.

Desde el PAR queremos expresar también nuestra solidaridad con todos los aragoneses y muy especialmente para con los enfermos afectados por el coronavirus, y trasladar nuestras condolencias a los familiares, amigos y compañeros de los que nos han dejado en circunstancias tan dramáticas: en soledad; sin el último adiós de los suyos.

Pero es también tiempo de afrontar el futuro y las inevitables consecuencias económicas y sociales de esta emergencia sanitaria; un futuro difícil que hemos de saber afrontar entre todos, sin menospreciar su rigor, pero también con esperanza. Somos la única Comunidad Autónoma que ha sido capaz de sentar a una mesa a todos los grupos políticos con representación parlamentaria y a los agentes sociales, tanto empresarios como sindicatos. Es un orgullo decir que el Partido Aragonés ha estado, está y estará siempre en los acuerdos que han hecho y hacen y harán prosperar Aragón. En peores y mejores momentos; a las duras y a las maduras.

Es tiempo de grandeza y de unidad; de vuelo largo y entrega generosa; de primar lo que une y no lo que nos separa. Es tiempo de hacer valer el interés general por encima de cualquier otro particular. Es tiempo para la empatía y sobre todo para arrimar el hombro. Es tiempo para la esperanza.

Que Nuestro Señor San Jorge nos ayude a hacer aflorar lo mejor de nosotros mismos en estos momentos de tribulación.

¡Feliz Día de Aragón!

Publicidadspot_img

TITULARES DEL DÍA