12.3 C
Zaragoza
viernes, diciembre 9, 2022
escucha onlinespot_img
InicioComarcasMás de 5.000 alumnos disfrutan este curso del programa de visitas escolares...

Más de 5.000 alumnos disfrutan este curso del programa de visitas escolares al Taller Escuela Cerámica de Muel de la DPZ

Más de 5.000 alumnos de la provincia de Zaragoza disfrutan este curso del programa Aulas Muel del Taller Escuela Cerámica de Muel de la Diputación de Zaragoza. La iniciativa, que el año pasado tuvo que ser suspendida por la pandemia del covid, busca que los más pequeños conozcan el mundo del barro de una forma cercana y divertida.

Las actividades han comenzado este mes de febrero y se extenderán a lo largo del curso hasta finalizar el 21 de junio. En ellas participan alumnos de un centenar de centros educativos de la provincia, que tuvieron que inscribirse con antelación y que realizarán las visitas cumpliendo con todas las medidas sanitarias.

«Es un programa consolidado, que la Diputación de Zaragoza lleva realizando desde hace más de una década con el objetivo de promocionar y dar a conocer el trabajo del taller y el oficio de ceramista, que forma parte de nuestra identidad en la provincia, algo que podemos exportar y de lo que podemos presumir», destaca la diputada delegada de Cultura de la Diputación de Zaragoza, Ros Cihuelo, quien resalta además la «buena acogida» que tiene entre los centros educativos todas las ediciones.

«Es una actividad muy entretenida para los alumnos, que disfrutan de una jornada diferente al mismo tiempo que aprenden cómo se trabaja en el taller, cómo se hacen las piezas que seguro muchos han visto en sus casas al mismo tiempo que conocen las instalaciones del taller y las máquinas con las que se trabaja en el centro», añade Cihuelo.

Aulas Muel es un proyecto que enseña a los alumnos desde primero de Infantil hasta los últimos cursos de la ESO cómo se fabrica la cerámica. La actividad no solamente es informativa sino que los alumnos se convierten en maestros ceramistas, moldeando piezas con sus propias manos y aprendiendo cómo es el oficio en primera persona.

La actividad se compone de una visita guiada por el taller, siempre adaptada con los recursos didácticos que corresponden a cada franja de edad de los alumnos, ofreciéndoles una experiencia enriquecedora. Posteriormente, el alumnado pasa a una sala donde puede desarrollar su creatividad dando forma a una pieza junto con el alfarero, además de experimentar en el torno ellos solos. Por último, pasan a la zona de modelado, donde crean figuras a mano con el barro.

Este año, el programa ha tenido muy buena acogida entre los centros educativos de la provincia, casi alcanzando cifras de participación previas a la pandemia. Los talleres se realiza en grupos reducidos, con la ventilación adecuada y el uso de mascarilla es obligatorio en todo momento.

Publicidadspot_img

TITULARES DEL DÍA