Acuerdo histórico en Sarga, se aprueban reivindicaciones históricas y se potencia la figura del bombero forestal

CSIF ha participado muy activamente en las negociaciones y aplaude las mejoras laborales conseguidas para los trabajadores de Sarga. El comité de huelga (formado por CSIF, CCOO, OSTA y CGT) firmó a última hora de este martes un acuerdo histórico para mejorar las condiciones laborales de la plantilla.

Desde CSIF consideramos que esto es un primer paso y que ahora es urgente trabajar por un nuevo modelo de extinción de incendios en Aragón.
El acuerdo conseguido en el SAMA permite desconvocar in extremis los paros y la huelga que habían anunciado los trabajadores. Uno de los puntos destacados del acuerdo es la paralización de los trabajos selvícolas (limpieza y desbroce de montes) en el periodo de máxima activación de incendios (del 15 de junio al 15 de septiembre). Además, en este periodo, se realizarán actividades
formativas para las cuadrillas y personal de autobombas.


El pacto también recoge mejoras en las vacaciones y el compromiso de la empresa de estudiar cambios en los turnos. Otro punto del acuerdo es que se va a aumentar el tiempo de contratación de los puestos fijos de vigilancia para que puedan estar como mínimo hasta que termina el periodo máximo de activación (15 de septiembre) y no hasta el día 5 como ahora.

CCOO Sarga asegura que el acuerdo recoge reivindicaciones históricas y potencia la figura del bombero forestal

Otra de las mejoras obtenidas son las vacaciones de los trabajadores. Se abren tres nuevos periodos para que la plantilla pueda disfrutarlas al final de la primavera, después del 15 de septiembre y a finales de noviembre.

La dirección de la empresa junto con la representación de los trabajadores/as se comprometieron a realizar, antes de que termine este año, un estudio técnico y económico para poder ampliar los recursos humanos de las cuadrillas terrestres.

Los puestos de vigilancia que se dedican a observar el medioambiente y detectar posibles incendios estarán operativos como mínimo en el periodo de máxima activación (entre junio y septiembre). Lo que supone una ampliación de su contrato y una mejora a la hora de detectar los incendios.

“Este acuerdo supone una reivindicación histórica porque evita riesgos laborales innecesarios. Los trabajadores y las trabajadoras no tendrán que extinguir un incendio tras haber estado, previamente, realizando labores de desbroce con altas temperaturas”, aseguran desde la sección sindical de CCOO en Sarga. El sindicato apuesta por reforzar la figura del bombero forestal, profesionalizar la plantilla y aumentar los efectivos.